lechuga_1

Después de tres meses de exhibición en el Museo del Prado de Madrid, donde la visitaron casi 500 mil personas, regresa la Custodia de la Iglesia de San Ignacio, más conocida como “La Lechuga”, a Bogotá. La Custodia, que es considerada una joya del arte Barroco en América Latina, se exhibirá gratuitamente en el Museo de Arte del Banco de la República como parte del montaje permanente de su colección. Para recibir la pieza, el Banco adecuó la sala de su exhibición y preparó una programación especial que revisa la riqueza e historia de “La Lechuga”.

Jueves 11 de junio, 5:00 p.m.
Mesa redonda “‘La Lechuga’. Plateros y otros oficios en la Bogotá del Siglo XVIII”
Por: Jaime Borda, Marta Fajardo y Diana Rodríguez.
ENTRADA GRATUITA

Miércoles 17 de junio, 4:00 p.m.
Recorrido especial en torno a “La Lechuga”. La actividad enfatizará en los símbolos y significados presentes en esta pieza del arte colonial y su tránsito entre la Iglesia de San Ignacio y las salas del Museo de Arte.
ENTRADA GRATUITA.

“La Lechuga” es considerada una de las joyas religiosas más ricas y hermosas de Hispanoamérica, y sobre todo un ejemplo extraordinario de lo que sucedió con el Barroco durante la Colonia en América, tierra en que abundaban el oro y las esmeraldas, y en la que aún estaba viva la cultura indígena de los más destacados orfebres del continente.

La pieza fue comisionada por la Compañía de Jesús al orfebre José de Galaz a finales del siglo XVIII, el pedido fue “construir la custodia más sublime de América”, a él le tomó siete años hacerla (1700 – 1707) y requirió más de 9 kilos de oro de 18 quilates, 1.485 esmeraldas, 168 amatistas, 62 perlas barrocas, 28 diamantes, 13 rubíes y un zafiro. Por más de dos siglos “La Lechuga” sobrevivió intacta a distintas situaciones: la expulsión de los Jesuitas, las guerras de Independencia, las manifestaciones del 9 de abril de 1948… En 1985 el Banco de la República la adquirió como parte de su Colección de Arte y desde entonces se exhibe permanentemente en Bogotá.

A Madrid “La Lechuga” viajó como parte de las actividades especiales que celebraron a Colombia como país invitado de ARCO 2015, la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid, uno de los eventos culturales más importantes de toda Europa. La custodia se exhibió entre el 3 de marzo y el 31 de mayo en la sala 18A del Museo del Prado, junto a pinturas de gran formato de Claudio Coello, Herrera ‘el Mozo’ y José Antolínez, maestros del Barroco español.

“La custodia y las pinturas comparten muchos puntos en común: aspectos históricos, geográficos y religiosos; así como dos temas estéticos: la luz y el cromatismo. Además, “La lechuga” asombra porque la rigidez típica de estas piezas, en ella se rompe mediante la profusión de piedras preciosas”, explica Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1700 del Museo del Prado.

Casi 500.000 personas visitaron “La Lechuga” en Madrid, cifra que obedece al número de visitantes que ingresaron al Museo del Prado durante los meses en que fue la “Obra invitada” de esa institución.

El regreso

De nuevo en Bogotá, la custodia volverá a su exhibición regular en el Museo de Arte del Banco de la República, en donde hace parte de Los primeros tiempos modernos, una curaduría del historiador Jaime Borja que revisa el arte Colonial entre los siglos XV y XVIII. Para el regreso de “La Lechuga”, el Banco adecuó la sala de su exhibición con una nueva disposición museográfica e iluminación especial que resalta su brillo y características, así como el de “La Clarisa”, la otra custodia colonial que se exhibe en el museo, que perteneció a las monjas Clarisas de Tunja, fue repatriada por el Banco de la República en 1987 tras salir clandestinamente del país y está adornada por 1.500 piedras preciosas, entre ellas 582 perlas.

“Durante el siglo XVII y XVIII la orfebrería producida en América alcanzó un alto nivel de elaboración. La mayoría de piezas que se elaboraron durante este periodo tenían un fin religioso y gracias a la riqueza del territorio fue posible la producción de numerosos objetos que fueron trabajados para decorar altares de iglesias que, hasta hoy, sorprenden por su belleza”, explica Sigrid Castañeda, profesional de la Unidad de Artes y Otras Colecciones del Banco de la República.

El Museo de Arte del Banco de la República abre todos los días (excepto los martes) y la ENTRADA ES GRATUITA.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados