Spencer Tunick desnudó a los colombianos en el centro de Bogotá

Y los bogotanos le cumplieron a Spencer Tunick quien los puso bajo su lente con una gran obra que simbolizó el progreso, la igualdad y el positivismo.

IMAGEN-16612276-2

Foto: El Tiempo

El Museo de Arte Moderno de Bogotá y Johnnie Walker lograron que los colombianos no solo dejaran atrás su ropa sino también sus prejuicios para unirse en un propósito común: progresar como sociedad. La instalación constó de cuatro locaciones: La Plaza de Bolívar, la Calle 10, el Teatro Colón y el Centro Cultural Gabriel García Márquez. Las fotografías serán parte de una exposición en el MAMBO en el segundo semestre del año.

En una jornada inédita, en la que las calles del centro de Bogotá fueron cerradas para hacer posible la mayor puesta en escena artística que ha vivido Colombia en los últimos años, el artista-fotógrafo neoyorquino Spencer Tunick logró reunir a más de 6000 personas que posaron desnudas en la primera instalación de este tipo que se realiza en el país.

Con este número de participantes, Colombia se convirtió en el país de Sudamérica con mayor número de personas posando desnudas para la lente de Tunick, atendiendo así, masivamente, la invitación hecha por el Museo de Arte Moderno de Bogotá y Johnnie Walker para que los colombianos dejaran atrás no solo su ropa sino los prejuicios para pensar en un mejor futuro basado en la igualdad y el positivismo.

Los primeros asistentes llegaron pasadas las 2:30 A.M y derrotaron el frío con café y aguas aromáticas. La motivación era distinta para cada persona que iba acercándose a la Plaza de Bolívar.

Unos se quitaban la ropa por el solo hecho de poder participar en una obra de arte de esta magnitud; otros afirmaban que lo hacían por superar las diferencias; otros más, para dejar atrás el pasado; algunos para que Colombia ganara la Copa América; y algunos más, buscando dejar un mensaje de igualdad y progreso.

Un tablero gigante, instalado en una de las entradas a la plaza fue testigo de las razones para quitarse la ropa, que unos y otros iban consignando allí, bajo el hashtag #Mequitolaropapor.

“No habría podido ser de otro modo. El éxito de esta jornada es muestra de que el país está viviendo un momento histórico en el que está dejando atrás sus etiquetas y prejuicios para unirse en torno a un propósito común: progresar como sociedad”, señaló al respecto Juan Sergio Valcárcel, Director de Mercadeo e Innovación de DIAGEO, quien participó igualmente de la jornada.

La primera de las fotos se realizó con los primeros rayos de la luz del día. Para ese momento, Tunick ya había dado las indicaciones de dónde debía ir cada persona y los miles de cuerpos desnudos de acomodaban y se agrupaban hasta conformar visualmente lo ideado por el artista.

Después de varias fotografías en la Plaza de Bolívar, un grupo de hombres fue seleccionado para posar en otro escenario: la calle 10, en dirección a los cerros tutelares de Bogotá. Una quinta foto de solo mujeres fue tomada en el Teatro Colón, y finamente un grupo de hombres y mujeres dieron pie a una última instalación en el Centro Cultural Gabriel García Márquez.

La jornada terminó pasadas las 10 de la mañana. Para entonces, el frío ya había dejado de ser un problema y la expresión en los rostros de quienes habían posado para Tunick reflejaba todavía entusiasmo y optimismo. En unos meses todos recibirán una edición limitada impresa de la fotografía del día, tomada por el artista.

Mujeres, hombres, jóvenes, abuelos, nacionales y extranjeros –que viajaron exclusivamente al país para participar de la instalación–, se unieron en esta obra de arte que ha significado, sin duda, un antes y un después para Colombia. Profesores, alumnos, ex guerrilleros, ex policías, abogados, economistas, artistas, economistas, periodistas, en fin, colombianos todos, fueron capaces de dejar atrás sus diferencias, sus pasados y unirse en torno al arte, demostrando el futuro promisorio que tiene el país.

Las fotografías tomadas por Tunick serán exhibidas en el Museo de Arte Moderno de Bogotá –MAMBO, finalizando el segundo semestre del año.