Valeriano Lanchas

Valeriano Lanchas es el cantante lírico más importante de Colombia, recientemente debutó en el Metropolitan Opera de Nueva York, uno de los escenarios de ópera más prestigiosos del mundo, y actuó en el Teatro Real de Madrid bajo la dirección de Woody Allen. En los últimos años ha forjado junto al pianista Alejandro Roca una estrecha colaboración musical que los ha llevado a actuar en diferentes escenarios interpretando un variado repertorio vocal de cámara. En este recital, además de abordar el Liederkreis, el emblemático ciclo de canciones de Robert Schumann, presentarán al público el Ciclo de canciones al olvido de Pedro Ramírez y dos piezas de Gustav Mahler.

En Bogotá, Valeriano Lanchas se presentará el miércoles 18 de mayo a las 7:30 p.m. en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá. Boletería: $24.000, de venta a través de TU BOLETA o en la taquilla de la BLAA. http://bit.ly/1Y8DYrn

Sobre el concierto

Bajo el título “De la naturaleza del amor y la naturaleza en el amor”, en este recital se escucharán canciones de compositores de Alemania, Colombia y Bohemia, cuyos textos giran en torno a las más diversas facetas del amor y tienen un elemento en común: un discurso constante sobre la naturaleza, que, en materia del amor, sirve de escenario, de interlocutora y de solaz, aunque a veces se presenta acechante e intimidante. Esta íntima conversación con la naturaleza es una de las premisas de la poesía romántica de tema amatorio: el universo entiende mejor al poeta que los seres humanos. Las obras que se interpretarán son:

R. SCHUMANN: Liederkreis, Op. 39.
P. RAMÍREZ: Breve ciclo de canciones al olvido.
G. MAHLER: Rückert lieder.
G. MAHLER: Des Knaben Wunderhorn.

Sobre Valeriano Lanchas

Uno de los eventos de clausura del mundial de fútbol de Italia en 1990 daría pie a algunos de los más inusuales y extravagantes eventos de finales del siglo XX: los conciertos de canto lírico en espacios masivos… en estadios de fútbol. Colombia no fue ajena al fenómeno y en 1995 llegó al país para cantar en el Estadio Nemesio Camacho El Campín, en la cúspide de su carrera, el tenor italiano Luciano Pavarotti. Lo que pocos supieron en ese momento es que la visita de Pavarotti venía con algo más. A donde quiera que viajara, el tenor realizaba audiciones para seleccionar cantantes que pudieran concursar en el Pavarotti International Voice Competition, un concurso de canto que el italiano auspiciaba.

En 1995 la Ópera de Colombia acababa de revivir de las cenizas y había presentado cuatro luchadas temporadas. La HJCK (el mundo en Bogotá) era una de las pocas esquinas del dial que presentaba una programación constante y exquisita de música clásica. La visita de grandes cantantes era más bien esporádica: los conciertos de Katia Ricciarelli en 1992 y Eva Marton en 1994, eran grandes excepciones. Mientras tanto, los cantantes colombianos más famosos vivían y trabajaban todos en el exterior. En este contexto, ¿quién podía imaginarse que un muchacho de 19 años, obstinado con la idea de cantar ópera, podría no solo ser seleccionado por Pavarotti para ir al concurso en Filadelfia sino, además, ganar?

Fue en 1995 que Valeriano dio su primer recital en la Serie de los Jóvenes Intérpretes acompañado por Piedad Rosas. Volvió a actuar dentro de la misma serie en 1996. Y ahí, en ese momento, seguramente desplegó su voz y sus alas para abordar una carrera internacional que lo ha llevado a actuar en el Teatro Real de Madrid, la Ópera Nacional de Washington, el Gran Teatro del Liceu en Barcelona y, más recientemente, en el Metropolitan Opera de Nueva York.

La Sala de Conciertos ha sido testigo del desarrollo artístico de Valeriano Lanchas. En 2003 abrió la temporada de conciertos interpretando Winterreise de Schubert y en 2011 presentó un exquisito recital de canción francesa. Ha sido jurado de las audiciones de canto de la Serie de los Jóvenes Intérpretes y entusiasta de lo que se hace en esta sala. A pesar del éxito profesional y de su evolución como artista, no ha perdido su irreverencia, su sentido del humor y mantiene una afabilidad que hace que sus actuaciones sean no solo deliciosas en lo artístico sino amables y generosas. Por eso, tras cincuenta años de labores, nos complace presentar un nuevo recital de Valeriano Lanchas – un capítulo más en la vida artística de este joven bogotano que, para beneficio de todos, se atrevió a cantar.

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados