30 años del asesinato de John Lennon

El 8 de diciembre de 1980 era asesinado en el Central Park de Nueva York por Mark Chapman quién confesó que realizó el asesinato para “llamar la atención”. Sigue siendo objetos de libros y películas.

El ex-Beatle se había convertido desde hace tiempo en pacifista casado en segundas nupcias con la japonesa Yoko Ono y padre atento a su hijo Sean, cuando fue baleado por la espalda el 8 de diciembre de 1980 frente al “Dakota”, el edificio del barrio residencial donde vivía sobre Central Park. Acababa de cumplir 40 años, y hubiese tenido 70 el 9 de octubre pasado.

El asesino, Mark Chapman, un joven inestable que en ese momento tenía 25 años, admitió la autoría del homicidio y dijo que quería llamar la atención.

Condenado a cadena perpetua, está detenido en la cárcel de Attica, al norte de Nueva York. Se le negó seis veces la libertad condicional, la última vez en septiembre pasado.

Yoko Ono se opone a la liberación del asesino de su marido, por temor por su propia seguridad y la de su hijo Sean Lennon que tiene 35 años.

Cada año, los admiradores se dan cita el 9 de octubre y el 8 de diciembre en una zona de Central Park bautizada “Strawberry Fields”, por el título de una canción de los Beatles. Un mosaico en el suelo lleva la inscripción “Imagine”, uno de los temas más famosos compuestos por Lennon en 1971 tras la ruptura de los “cuatro chicos de Liverpool”.

“Todos mis estudiantes conocen ‘Imagine‘, un canción que hoy en día está hasta en los elevadores o la sala de espera del dentista”, comentó a la AFP Robert Thompson, profesor de cultura pop de la universidad de Syracuse (norte de Nueva York).

“El apogeo de los Beatles y de John Lennon solista ya había pasado cuando murió, pero su asesinato puso un punto final al sueño de ver a los Beatles reunidos nuevamente, y convirtió inmediatamente a John Lennon en leyenda”, agrega, comparándolo a James Dean, Elvis Presley o Michael Jackson.

Por otra parte, “Lennon murió, pero Yoko Ono no. Ella se ocupó de mantener viva la llama”, agrega Robert Thompson, según el cual John Lennon, por su aspecto, sus anteojos redondos, su pelo largo y sus comentarios pacifistas, simbolizó toda una época.

El año pasado, Yoko Ono había organizado una exposición sobre los años de John Lennon en Nueva York, y la viuda sigue animando el sitio www.johnlennon.com.

A fines de noviembre la televisión norteamericana difundió “LENNONYC” realizado por Michael Epstein, que relata la vida en Nueva York del autor de “Working Class Hero”.

Por otra parte, la primera biografía filmada sobre el más famoso de los Beatles, “Nowhere Boy”, obra de Sam Taylor-Wood, se estrenó en octubre pasado en Estados Unidos, coincidiendo con los 70 años del nacimiento del músico.

El culto dedicado al artista llega hasta las subastadoras: el manuscrito de “A Day in the Life”, una de las canciones más famosas del grupo, se vendió en junio pasado por 1,2 millón de dólares, más del doble de lo previsto.
Fuente: Adnmundo.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados