A partir del 6 de Agosto ‘Son como niños’

Son como Niños, estelarizada por Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, David Spade y Rob Schneider, es una comedia en toda regla acerca de cinco hombres que eran los mejores amigos cuando eran niños y ahora se reúnen con sus familias el fin de semana del 4 de julio por primera vez en treinta años. Retomando desde el momento en que se dejaron de ver, descubren que crecer no significa madurar.

Columbia Pictures en asociación con Relativity Media, presenta una producción de Happy Madison, una película de Dennis Dugan, Son como Niños. La película es protagonizada por Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, David Spade, Rob Schneider, Salma Hayek, María Bello y Maya Rudolph. Dirigida por Dennis Dugan. Producida por Adam Sandler y Jack Giarraputo. Escrita por Adam Sandler y Fred Wolf. Los Productores Ejecutivos son Barry Bernardi, Tim Herlihy, Allen Covert y Steve Koren. El Director de Fotografía es Theo Van de Sande, ASC. El Diseñador de Producción es Perry Andelin Blake. El Editor es Tom Costain. La Diseñadora de Vestuario es Ellen Lutter. La Música es por Rupert Gregson-Williams. La Supervisión Musical estuvo a cargo de Michael Dilbeck, Brooks Arthur y Kevin Grady. Los créditos no son los definitivos y están sujetos a cambio.

Acerca de la película

Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, David Spade y Rob Schneider encabezan una comedia llena de estrellas en Son como Niños, la historia de cinco amigos de la niñez que se reúnen treinta años después para conocer a las familias de los otros por primera vez. Cuando muere su respetado entrenador de básquetbol, ellos regresan a su pueblo natal para pasar el verano en una casa del lago donde celebraron su campeonato muchos años atrás.

A Sandler se le ocurrió la idea de un tipo que siente que él y su familia han perdido la perspectiva de lo que es importante en la vida. Así pues, cuando debe regresar inesperadamente a su pueblo natal, decide usar esto como una oportunidad para recuperar sus raíces y encauzar a su familia hacia el camino correcto. Para hacerlo, renta una casa del lago e invita a sus viejos amigos y sus familias a que vengan y pasen juntos el fin de semana del Cuatro de Julio.

“El proyecto entero era realmente atractivo”, afirma el director Dennis Dugan. “Estos amigos en la vida real se reúnen un verano para hacer una película acerca de amigos que se reúnen un verano en una casa del lago. Es una reunión agridulce, pues su entrenador ha muerto, pero también están felices de reencontrarse. Además conocen a las familias de los demás, así que son ellos, sus esposas, novias, hijos y perros, en un momento en el que todos ellos están pasando por alguna transición en sus vidas”.

La dulzura subyacente en la historia demostró ser fundamental para reunir el talento de todas estas estrellas. “Es realmente un buen guión el que escribieron Adam y Fred Wolf”, comenta Rob Schneider. “Es muy divertido y tiene personajes interesantes. Dennis realmente nos animó a hacer esto real, salir ahí, jugar en torno a esto y lograr una interpretación natural”.

Como dice Maya Rudolph, “Hay mucha gente simpática en esta película, pero no se trata sólo de tener gente graciosa. Es una película acerca de antiguos amigos interpretados por personas que realmente son viejos amigos. Puedes ver esta historia surgir en las relaciones”.

Una vez que Sandler y Fred Wolf terminaron el guión, no fue difícil lograr traer a todos a bordo. “La idea completa de Adam era que todos trajeran a sus familias y pasáramos un verano agradable en la casa del lago”, recuerda Dugan. “Fue uno de los mejores veranos de mi vida. Esto se debió a que todos nos conocíamos muy bien, fue como tener realmente una gran fiesta. Adam deseaba que se transmitiera esta clase de atmósfera en la película”.

“Adam creó algo especial para todos nosotros”, observa Salma Hayek. “Todos nuestros hijos tienen casi la misma edad y la mayoría son niñas, así que se unieron inmediatamente. Realmente era un ambiente familiar, fue perfecto”.

“Deseábamos que toda la película tuviera una sensación y un elemento nostálgico”, afirma el diseñador de producción, Perry Andelin Blake. “Todo nos recordaba una época más sencilla. La película en realidad se trata de retornar a la familia, a las raíces y reunirse con las personas”.

Así pues, la buena química real entre los actores se tradujo transparentemente a los personajes que interpretan en la pantalla. De hecho, muchas de las estrellas de Son como Niños se conocen hace muchos años. Rock comenta, “A la mayoría de ellos los conocí en ‘Saturday Night Live’. Conocí a Adam como comediante hace 20 años en Comic Strip en Nueva York. Justamente nos hicimos amigos cuando éramos los tipos más jóvenes y más graciosos en el club. Conocí a en ‘SNL’. A Schneider lo conocí en ‘SNL’”.

“Cuando surgieron las historias de ‘SNL’, observé que Kevin casi desaparece”, ríe Schneider. “Sin embargo, honestamente, creo que Kevin está cortado con el mismo molde. Ha hecho comedia y ha sobrevivido, lo logró”.

“Si estás alrededor de cómicos, o actores cómicos durante mucho tiempo, a veces observas a tipos realmente competitivos: ‘oh, acaba de decir un chiste y yo debo contar otro chiste mejor’”, dice Dugan. “Pero este set fue realmente relajado, lo cual creo que se debió en parte a que Adam nos reunió a todos. Todos llegamos con una buena actitud, ‘Vamos simplemente a tontear por aquí y ver cuánto nos podemos divertir’”.

En la película, se supone que los cinco personajes tienen suficiente talento natural para el básquetbol, pues como niños pudieron ganar un campeonato local. Sin embargo, todos están de acuerdo: sólo Sandler y James tienen juego, con Spade y Schneider un paso atrás y Rock completamente en la retaguardia. “Estoy bien, tengo unos cuantos tiros de truco”, afirma Spade. “Sandler es el mejor de nosotros y Kevin también es bastante bueno. Yo estoy bien, Schneider está bien… perdón, Rock”.

“No soy un atleta”, admite Rock. “¿Puedo jugar? No. No podía jugar cuando era joven, pero al menos entonces jugaba mucho y encontraba formas de contribuir. Ahora que soy mayor, realmente soy pésimo. Es horrible”.

“Sandler y yo somos los mejores. Quiero decir que estamos parejos. Los demás no, son malísimos”, afirma Colin Quinn, que interpreta a uno de los antiguos oponentes de su pueblo natal, que permaneció en el pueblo y crió ahí a su familia. “No hay otra forma de describirlo. Éste es el problema, o quizá lo bueno de los comediantes, todos ellos tienen confianza. Pueden tirar mal 50 balones seguidos, pero se burlan de ti si fallas un tiro. Pero eso está bien, así debe ser”.

Para entrenar con vistas al gran partido de básquetbol de revancha con el que concluye la película, los realizadores cinematográficos contrataron al antiguo jugador de la NBA Pooh Richardson para que trabajara con los actores sobre sus habilidades de básquetbol. “Pensé, ‘Ok, no se supone que seamos tan buenos’, así que pensé que sólo íbamos a correr y tontear por ahí con Pooh”, dice Spade. “Pero él llegó y nos puso a jugar en serio. Corríamos un zip de 45, pases oscilantes, cambios rápidos, pases por debajo, defender a la inversa. Fue divertido, aprendimos como 18 jugadas. Nunca mejoramos, pero nos veíamos realmente geniales”.

El trabajo de equilibrar todo el talento y hacer realidad la visión de la película recayó en Dennis Dugan, un veterano colaborador de Happy Madison. “Ya perdí la cuenta de las películas que he hecho con Adam”, bromea. “Realicé cuatro películas con Rob Schneider, tres con David Spade, tres con Chris Rock y ésta es mi segunda película con Kevin James”.

No es fácil ser el hombre encargado de una película con 18 actores importantes. Simplemente un ejemplo: “La logística de la escena del funeral”, recuerda Dugan. “Cada uno de los cinco protagonistas debía tener su toma heroica. Cada uno de los personajes está conociendo a cada uno de los otros personajes. Hay casi 600 extras. Debes mantener animados a todos durante seis días, mientras haces la misma escena una y otra y otra vez, para lograr tener la cobertura y los acercamientos que necesitas. Y debido a que esta escena ocurre al inicio de la película, cuando el público empieza a conocer a estos personajes que van a ver en la película, tienes que ir al cuarto de edición y descifrar cómo puedes hacerlo más corto y más divertido y más vívido. Fue una locura”.

Fuente: Columbia

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados