Actores y directores harán lanzamiento de 6 DVDs colombianos

96 0

El miércoles 26 de noviembre, Proimagenes en Movimiento y el Círculo de Lectores, en horas de la noche en In Vitro (Calle 59 No 6 – 38 Bogotá) con la presencia de varios de los actores de las películas y de sus equipos de producción, realizará el acto de lanzamiento de 6 nuevos títulos en DVD: Apocalipsur (Javier Mejía – 2007), Los actores del conflicto (Lisandro Duque – 2008), Visa USA (Lisandro Duque – 1986), El día que me quieras (Sergio Dow – 1987), El séptimo cielo (Juan Fischer – 1999) y La ministra inmoral (Celmira Zuluaga, Julio Luzardo – 2007).

Dentro de las actividades de celebración del décimo aniversario de Proimagenes en Movimiento y como parte de su política de divulgación y distribución del cine colombiano, se lanzan al mercado estos títulos que nutrirán la colección producida asocio con el Círculo de Lectores, Lo mejor del cine colombiano en DVD, la cual ya suma hasta el momento 30 títulos de producciones nacionales que podrán ser encontradas en las principales discotiendas y mercados de DVD autorizados en Colombia.

Apocalipsur, ganadora del Premio Nacional de Cine a Mejor Película 2007 – 2008, se desarrolla en 1991 en Medellín, un lugar peligroso para vivir. Las reglas han cambiado y hasta los policías tienen su precio. Al Flaco le toca huir hacia Londres por amenazas contra su madre. A pesar del miedo que se siente en las calles y la inseguridad en cualquier sitio, sus amigos y su novia, Malala, le hacen una gran despedida con banda de rock a bordo. Luego de unos meses, el Flaco regresa y en la ciudad las cosas no parecen haber cambiado: la guerra continúa y las bombas estallan. Caliche y Malala, se preocupan más por ir a recogerlo ahora que son novios. Junto a sus amigos Pipe, un inválido adicto a los sicoactivos, y la Comadreja, un perdedor inescrupuloso, van por el Flaco al aeropuerto en Bola de Nieve, camioneta en la que han recorrido juntos muchos kilómetros y se ha convertido en el refugio de todos. En Los actores del conflicto tres actores y mimos de teatro, conformado por dos colombianos y una joven venezolana, reciben de un supuesto mecenas teatral el encargo de guardarle unas cajas con libros mientras dura su ausencia de Colombia por tres meses. Al poco tiempo, se enteran de que el mecenas es capturado en Madrid por lavado de dólares y que será condenado a prisión. Los actores deciden abrir las cajas, suponiendo que encontrarán en ellas dólares o cocaína. Pero lo que encuentran en una de ellas son armas, muy sofisticadas, de las que no saben cómo deshacerse, pues denunciar el hecho a las autoridades les significaría posibles venganzas. Acosados por la situación económica, toman la decisión loca de simular que son guerrilleros que se quieren reinsertar.

En Visa USA el hijo de un pequeño avicultor sueña con ser locutor en Estados Unidos. En sus proyectos se atraviesa el amor aunque con muchas dificultades, ya que la familia de la novia no lo considera merecedor de sus favores. Los obstáculos son tan grandes que nuestro hombre huye a la capital con el empeño de obtener la visa y alcanzar mejores horizontes. Por su parte en El día que me quieras Carlos Gardel visita a Caracas en 1935, último año de la dictadura de Juan Gómez y período de grandes transformaciones sociales y políticas. Allí conoce accidentalmente a la familia Ancízar, causando el revuelo propio de un ídolo cuya carismática personalidad y talento artístico no tiene rival. Son tres personajes femeninos igualmente interesantes: la solterona mayor, la novia de una militante comunista y la muchacha ingenua que no se cambia por nadie en presencia del Zorzal Criollo.

El Séptimo cielo es una historia de amor, confusión personal e incertidumbres de identidad, en un medio extraño: la gran ciudad de los inmigrantes colombianos y latinos, Nueva York. La nostalgia por la tierra lejana, la suerte desdichada de hacer los oficios más humillantes, el peligro de volcarse hacia formas rápidas de enriquecimiento, acechan la vida del latino en Nueva York, Joselito regresa a su casa y en un día fatal pierde, en forma paulatina, su integridad física, moral, sentimental y económica. Y en La ministra inmoral el éxito y el poder no siempre son garantía de una radiante felicidad, porque cuando el amor y la ilusión están ausentes, la soledad genera un gran vacío; este es el caso de nuestra Ministra Gilma Zuleta, quien lo ha logrado todo, menos el amor. En la cúspide de su carrera, Gilma sufre una fuerte depresión que la induce a querer quitarse la vida, pero no es capaz de suicidarse por su propia mano, razón por la que contrata a su propio asesino. Sólo tiene un mes para entregarse a una locura desenfrenada, pero en sus planes no estaba conocer el amor y ya es tarde para deshacer su trato.

Fuente: Pantalla Colombia

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados