Ahorremos energía y salvemos el planeta con los CFLs

Los espacios cobran nueva vida con este tipo de iluminación

Cada vez más personas están conscientes del ahorro de energía a la hora de escoger una opción de iluminación para sus hogares. De hecho, de acuerdo con el Consejo Estadounidense en favor de una Economía Energéticamente Eficiente (American Council for an Energy Efficient Economy), se estima que para el año 2030 los consumidores norteamericanos ahorrarán 40 mil millones de dólares en sus gastos de iluminación. Asimismo, de acuerdo con el Consejo Mundial de Energía (World Energy Council), el uso de soluciones energéticamente eficientes puede llegar a representar el 50% de la reducción necesaria para disminuir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2050.  Por esto, compartimos con usted algunos datos breves sobre lámparas ahorradoras – las compactas fluorescentes -, con el fin de que conozca sus verdades, mitos y el porqué usar CFLs es una de las maneras más fáciles de ahorrar en sus gastos de energía.

Puntos básicos

Los CFLs son una fuente de iluminación relativamente reciente que produce menos calor y posee una vida útil más larga que la de los focos incandescentes estándar. Los CFLs han evolucionado mucho desde sus inicios, ya que, a diferencia de los primeros modelos, los CFLs modernos no parpadean, no emiten zumbidos ni se atenúan al encenderse. Mientras un foco incandescente común utiliza calor para producir luz, un CFL crea luz mediante un método completamente distinto, y que es de cuatro a seis veces más eficiente.

Tipos de CFL

Los CFLs son ideales para la iluminación en general y están disponibles en focos con niveles ajustables de luz. Las variedades más comunes son los reflectores, globos y espirales, las lámparas de uso decorativo, para ventiladores de techo, e incluso luces de poste para exteriores.

Usos posibles

Existen tres usos principales de iluminación: ambiental, para labores y decorativa. Los focos CFL pueden ser utilizados para todas estas funciones, con el fin de acentuar atmósferas, mejorar la visibilidad, y obtener ahorro de energía. El uso de diferentes temperaturas de color es también crucial en el diseño de interiores, y por esto GE ofrece tres tipos de iluminación: luz cálida, luz fresca y luz fría.

Los mitos

Los focos CFL contienen una pequeña cantidad de mercurio, elemento que se encuentra de manera natural en el medio ambiente y es emitido tanto por fuentes naturales como creadas por el hombre. Por esta razón, y al igual que la pintura, las pilas u objetos domésticos de vidrio, las lámparas compactas fluorescentes deben ser desechadas de manera apropiada. De hecho, el menor uso de energía de los CFLs brinda la oportunidad de reducir las emisiones de mercurio de las plantas generadoras de electricidad que operan a base de carbón.

Formas de desecho

Conozca las opciones locales de desecho disponibles contactando a su compañía de recolección y tratamiento de desechos local. Si no dispone de opciones, coloque el CFL en una bolsa de plástico y séllela antes de depositarla en la basura. Nunca envíe a un incinerador una bombilla fluorescente ni ningún otro producto que contenga mercurio.

Fuente: SuConnexion

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.