Alejandro González Iñárritu será el único latino que estará presente en Cannes

110 0

El tándem formado por Alejandro González Iñárritu y el actor español Javier Bardem será la representación hispana en la competición de Cannes, donde lucharán por la Palma de Oro contra históricos pesos pesados, como Tavernier, Kiarostami y Mikhalkov.

El anuncio de la selección oficial de la próxima edición del Festival de Cannes, que abrirá el 12 mayo próximo -fuera de competición- la película ‘Robin Hood’, dirigida por Ridley Scott, no causó sorpresa, pues en las quinielas figuraba ‘Biutiful’, el filme del mexicano.

Durante los doce días del festival de cine más importante del mundo la película del director González Iñárritu (Amores Perros) tendrá que convencer a los miembros del jurado frente a los filmes que este año traen veteranos directores, ya viejos conocidos en la Croisette, el paseo de la localidad balnearia de la Costa Azul francesa.

El francés Bertrand Tavernier, con ‘La princesse de Montpensier’ -filme de época protagonizado por Melanie Thierry-, el iraní Abbas Kiarostami con ‘Copie conforme’, y un ruso que ya está también en los libros de historia del cine, Nikita Mikhalkov (con ‘Utomlyonnye Solntsem 2′, segunda parte de ‘Quemado por el sol’) son los rivales para el cuarto largometraje de Iñárritu.

De los dieciséis filmes en competición por la Palma de Oro quedan confirmados, como se rumoreaba en los últimos días, el de Mike Leigh, con ‘Another year’, protagonizado por Imelda Staunton, y ‘Outrage’, del japonés Takeshi Kitano.

La actriz francesa Juliette Binoche, que es el cartel de la edición de este año de Cannes, protagoniza el filme de Kiarostami, pero otras glorias del cine francés cuya presencia se esperaba se quedan fuera de la selección: Catherine Deneuve y Gérard Dépardieu sonaban con el filme galo ‘Potiche’ , que no figura en la lista.

La veteranía aparece por otras de las costuras de este festival, como es la sección paralela ‘Un certain régard’, en la que el que tiene más experiencia de todos, el portugués Manoel de Oliveira, contribuye con ‘O estranho caso de Angélica’.

Jean-Luc Godard -que este año cumple sus cincuenta de ‘À bout de souffle’, el icono de la “nouvelle vague” – se mete en esa sección con un documental, ‘Film socialisme’ y es en este grupo de filmes donde aparece el resto de los hispanos del Cannes 2010: los argentinos Iván Fund y Santiago Loza firman ‘Los labios’ y el peruano Daniel Vega aporta ‘Octubre’.

Entre los últimos filmes seleccionados después de un visionado que llegó hasta la víspera del anuncio de este jueves -como reconoció el director del evento, Thierry Fremaux- está el estadounidense ‘Fair Game’, un thriller político dirigido por Doug Liman.

Naomi Watts y Sean Penn comparten cartel como el único filme estadounidense de este año, aunque el jurado del festival compensa con Tim Burton en su presidencia la ausencia de la cinematografía norteamericana.

El resto de lo que se dio a conocer del Cannes de este año incluye fuera de la competición oficial al filme de Woody Allen ‘Yoy will meet a tall dark stranger’, por el que se cuela otro español en la lista del Festival: Antonio Banderas, en un reparto de lujo (Anthony Hopkins y Naomy Watts, que repite).

Otros dos destacados cineastas completan la selección fuera de las tensiones de la competición: se trata de ‘Tamara Drewe’, que dirige Stephen Frears, y de la secuela protagonizada por Michael Douglas como tiburón de las finanzas, con ‘Wall Street-Money never sleeps’, que trae a Cannes el último trabajo de Oliver Stone.

Es en la composición del jurado donde se confirma la relevancia del cine hecho en español, puesto que el jurado de los largometrajes, la competición pura y dura por la Palma de Oro, presenta al actor puertorriqueño Benicio del Toro y al director español Víctor Erice.

En la decisión sobre los mejores cortometrajes y, como jurado de la Cinéfondation, estará el director español Marc Recha, a quien por el costado latinoamericano se le agrega el director brasileño Carlos Diegues.

La presentación del evento quedó marcado por un boicot anunciado por varias agencias internacionales de noticias después de que se revelara que la organización limita este año la difusión de las imágenes de conferencias de prensa y desfiles por la alfombra roja, aunque el director del Festival dejó abierta la posibilidad de un arreglo.

Fuente: El Espectador