Alejandro Sanz llega a un acuerdo con sus ex empleados

105 0

Los ex empleados de Alejandro Sanz permanecerán dos años en libertad condicional, pero los cargos de extorsión y robo no figurarán en sus antecedentes.

Sylvia Alzate, de 48 años, y su esposo Carlos González, de 37, aceptaron declararse culpables de extorsión y robo en un tribunal del condado de Miami-Dade a cambio de que los cargos no figuren en sus antecedentes.

Ante el juez Israel Reyes el abogado de los acusados, Lonnie Richardson, dijo que sus clientes se declaraban culpables y que aceptaban permanecer dos años en libertad condicional y mantener sellados todos los detalles del caso.

Asimismo pagarán los gastos derivados de la libertad condicional, de unos 50 dólares mensuales, y se mantendrán alejados del cantante y de la familia de éste.

Alzate y González trabajaron para Sanz en su mansión de Miami Beach, donde vivieron por un tiempo.

De acuerdo con las autoridades, en diciembre del 2006, poco después de renunciar a su trabajo, González amenazó con difundir información perjudicial para el artista a menos que éste le pagara 500 mil dólares.

González había robado una computadora portátil, videos y fotografías de Sanz y de su empresa Gazul Productions.

Una semana después, Sanz emitió un comunicado admitiendo que tenía un hijo de tres años, Alexander, de una relación no revelada previamente.

La pareja se declaró inocente y quedó en libertad bajo fianza.

González, empero, fue arrestado hace unos dos meses por violar los términos de su libertad vigilada al viajar fuera de los Estados Unidos, a España. Podría salir de la cárcel en las próximas horas.

De haber sido declarados culpables en un juicio, los acusados enfrentaban una pena de entre 35 meses y 30 años de cárcel.

Sanz, cuyo verdadero nombre es Alejandro Sánchez Pizarro, no compareció a la audiencia del lunes.

El martes, la fiscalía y los acusados firmarán un acuerdo de confidencialidad en la corte.

Fuente: Esmas 

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados