Amy Winehouse murió por ‘muerte acidental’ por exceso de alcohol

La cantante británica Amy Winehouse sufrió una “muerte accidental” tras haber haber consumido una cantidad de alcohol más de cinco veces superior a la tasa permitida para conducir, concluyó este miércoles en Londres la invertigación sobre su fallecimiento a los 27 años.

Tras tres semanas de abstinencia, “la consecuencia no deliberada de este nivel potencialmente fatal fue su repentina e inesperada muerte” el 23 de julio, indicó la responsable de la investigación judicial, Suzanne Greenway.

Fuente: Caracolradio

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados