Angélica Blandón habla sobre su personaje en ‘Tres milagros’

Desde los cinco años, Angélica Blandón, tenía muy claro que quería ser actriz y a medida que iba creciendo, su empeño por hacer de este arte su trabajo, se iba vislumbrando, cuando en reuniones familiares recitaba poemas y bailaba.

Esta mujer nacida en Pereira, pero que a los pocos años se mudó a Medellín con su familia, se tomó muy en serio su sueño de incursionar en la televisión y a la edad de 11 años, sus primeras apariciones ante las cámaras fueron en los programas ‘Los Monachos’ con la actriz María Angélica Mallarino y en la serie ‘Oki Doki’.

Tiempo después, consciente de que debía prepararse para asumir retos más grandes, Angélica decidió estudiar teatro durante cinco años en la Corporación Colombiana de Teatro de Medellín. Luego se fue a vivir un año a Nueva York y a su regreso al país, se instaló en Bogotá, donde continuó estudiando en la Academia Superior de Artes de esta ciudad y paralelo a ello, estudió danza contemporánea.

ACTUANDO CON LOS MEJORES
Y aunque ha demostrado su talento en diferentes producciones de la televisión nacional, entre ellas Almas Perdidas (la primera serie nacional que se realizó para internet), quizás uno de los personajes que más reconocimiento le dio fue el de Reina en la película Paraíso Travel, donde actuó bajo la dirección del talentoso Simón Brand y compartió escena con grandes figuras de la televisión nacional y extranjera como Margarita Rosa de Francisco, John Leguízamo y la mexicana Ana de la Reguera, entre otros. Pero sin duda alguna, la vida de esta mujer dio un giro con el nacimiento de su hija Brisa, su principal motivación para seguir adelante en cada proyecto que emprende.

Ahora junto con Johanna Bahamón y Farina Franco, Angélica Blandón asume un nuevo reto en su vida interpretando a Milagros Rendón, personaje con el que espera seguir demostrando que nació para esta profesión.

¿Quién es Milagros Rendón?

Es una mujer de clase media que proviene de una familia muy trabajadora, hija de profesores y muy buena estudiante en el colegio. Cuando termina esa etapa, entra a la academia de policía a estudiar esta carrera. Es una mujer muy responsable y con muchos deseos de que la gente sea honesta y que cumpla las reglas.

¿Cuáles fueron las principales recomendaciones para construir este personaje por parte de los directores y los libretistas?
Fueron muy marcadas, porque en la serie se manejan dos épocas. Empezamos esta historia cuando Milagros tiene 16 años y luego pasamos a la etapa en la que ella es un poco más madura. Realizamos un trabajo corporal para marcar una diferencia, porque a veces grabábamos una escena de adolescente y otra de la época actual. Lo otro importante de mi personaje, fue el entrenamiento en la academia de policía. Para ello, trabajé con la Escuela de Cadetes General Santander y fue una gran experiencia. Aprendí mucho sobre su manera de vestir, el lenguaje que manejan, su entrenamiento que es muy riguroso y el manejo de armas entre muchas otras cosas.

¿Qué significó para usted interpretar este personaje, teniendo en cuenta que es diferente a los que venía haciendo de mujer rebelde y sexy?
Yo siempre trato de que ningún proyecto se parezca al otro y he tenido la opción de escoger entre dos o tres proyectos, para decidir qué papel quiero interpretar. Este personaje fue eso, romper un poco con lo que venía haciendo y me gusta que cada proyecto me traiga retos.

En cuanto a locaciones donde grabaron, ¿experimentó cambios con su personaje en las dos etapas?
Sí, cuando grabé las escenas de adolescente que se centraban en el colegio, la casa y las peleas familiares, fue muy interesante. En la nueva etapa, también experimenté cosas muy chéveres. Hicimos un clic muy fuerte con los actores, porque tenemos una formación actoral muy parecida y gustos similares en cuanto a la lectura. Fue un proceso muy grato y cada uno proponía cosas diferentes para enriquecer la historia.

¿Qué le atrajo de esta serie?
Muchas cosas. Me gustó que no estuviera solamente yo protagonizando, todavía le tengo mucho miedo a cargar con todo el peso de una historia sobre mí. El tema de la policía también me pareció interesante, por el entrenamiento que tuve con ellos, fue un trabajo de mucha disciplina. Antes de participar en esta producción, los policías no eran mis mejores amigos, pero a través del trabajo con ellos, aprendí a valorar la labor que desarrollan, porque su trabajo no es nada fácil.

Milagros Rendón es una mujer muy disciplinada. ¿Cómo es Angélica Blandón en su vida cotidiana?
En eso nos parecemos mucho, porque yo estudié danza contemporánea y eso le da a uno una disciplina mayor, además me gusta ponerle mucho empeño a todo lo que hago para que las cosas salgan bien. No soy sicorrígida como Milagros, pero sí me exijo mucho.

¿Qué tipo de papel le gustaría interpretar después de este?
Los personajes van llegando, yo siempre busco que sean distintos, que le aporten cosas a mi carrera. Hace poco estuve haciendo una película en Cali de una mujer que era una ladrona, pero tenía muchas habilidades para la informática. Me gusta interpretar personajes que me permitan mostrarle a la gente que puedo hacer distintas cosas.

¿Cómo hace para cambiar ese ‘chip’ y que ningún personaje se parezca al otro?
Yo creo que ahí es donde está el don de ser actor, tienes que tener la capacidad de pararte en el set de grabación y volverte otro ser humano, creo que ahí está el verdadero reto de esta profesión.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados