La publicación española Interviú asegura que en Barcelona se ofrece un video de 15 minutos en el que Shakira “aparece practicando sexo en alta mar con su novio”.

“El video dura unos quince minutos. Está grabado con un teléfono móvil, supongo que por algún empleado de Shakira que estaba en el puesto de mando del barco aquel día. No tiene calidad, las imágenes se mueven y se desenfocan, pero sí se aprecia cómo están en un barco de unos 15 o 20 metros de eslora”, explica un conocido mánager de actores y presentadores de televisión que, supuestamente, fue convocado en el reservado de un restaurante.

“Lo que vas a ver es una bomba. Queremos que lo muevas”, comienza el reportaje sobre el video íntimo de la barranquillera con el que aparentemente dos exempleados la están extorsionando.

El agente de actores y presentadores, cuyo nombre no se revela en el adelanto que se lee en la edición digital, afirma que un hombre y una mujer le aseguraron que el video está protagonizado por la cantante Shakira y Gerard Piqué, “quienes tienen una relación sexual en el camarote de un barco”.

“En el camarote de abajo sale Shakira, que está en bikini. Piqué está a su lado, se ven también algunas bebidas y entonces empiezan un juego de caricias, algo romántico. Luego, digamos que la cosa se desborda un poco”, dice el representante sobre el video que le enseñaron hace tres semanas en el reservado de un restaurante de la costa de Barcelona.

“La grabación era de muy mala calidad. En un momento dado me dijeron que me fijara más. Entonces se ve cómo una mujer que ellos dicen que es Shakira parece estar practicando sexo oral a un hombre. Luego, la mujer se sienta sobre el cuerpo de su pareja y consuman la relación. No se distingue bien, no me dejaban coger el iPad donde me enseñaban la grabación y llegué a pensar que el video estaba editado, que todo era un montaje”, añade.

Este video podría ser con en el que, Ezequiel A. Camerini, abogado de Shakira, asegura que los exempleados de la artista Maritza Isabel de Ávila y Divier Enrique Hernández tenían la intención de chantajearla.

Sin embargo, Abelardo de la Espriella, abogado de los trabajadores, dijo hace dos semanas que “los exempleados de Shakira no tienen fotos ni documentos, no hay ninguna extorsión”. Según él, sus clientes recibieron amenazas de muerte después de que la artista los despidiera en mayo pasado, aparentemente al no acceder a cocinarle un pollo al horno pasada la medianoche.

Fuente: Elespectador

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados