Ashley Dupre, ‘la chica del gobernador’ ya hizo un video porno

319 0

La chica que hizo caer al Gobernador de New York por sus declaraciones sobre una red de trata de blancas y prostitución, alcanzó a participar en un video erótico antes de lanzar la bomba que desató el gran escándalo en EEUU y del que ahora se dan a conocer más perlas sobre cómo participaban sus mujeres en la red que construyó.

Las revistas que perseguían a Ashley Dupre, “la chica del gobernador”, seguro se echarán para atrás ahora que ya existe un video erótico de Ashley, entonces de 18 años, filmado por la gente de la franquicia Girls Gone Wild (Las chicas se desordenan), cuyo propietario Joe Francis fue acusado de violación y acaba de salir de la prisión.

Una versión corta y censurada del video puede verse en ValleyWag.

El joven “empresario” de pésima reputación ha enfrentado cargos por contrabando, posesión de drogas, evasión de impuestos y demandas por parte de menores de edad norteamericanas que filmó durante el Spring Break de 2003, época de las tradicionales vacaciones universitarias, en una playa de Panamá.

Francis se hizo multimillonario grabando (y vendiendo los videos), a miles jovencitas borrachas en bares y discotecas a lo largo de los EEUU, e incluso escogía algunas para sí mismo y para su staff, que luego hacían subir al autobús de Girls Gone Wild. Una de esas chicas “borrachas y salvajes” fue Ashley Alexandra Dupre de Nueva Jersey.

Después de ofrecerle a la prostituta de Elliot Spitzer un millón de dólares para posar en un video, el fundador de Girls Gone Wild Joe Francis descubrió que él ya tenía un video al desnudo de Dupre, y dice ahora que ésta es la obra definitiva de la ex-prostituta porque “la conseguí antes que Spitzer, y se veía mucho mejor a los 18″.

Francis dijo al Post que filmó a Dupre en “acción chica-con-chica” después de que la echaran de un hotel de Miami Beach durante las vacaciones de Spring Break y se refugiara en el autobus de fiesta de Francis. La celebridad de Dupre, se dice, está a punto de llegar a su fin, pues las ventas de su canción se han agotado y se ha desacelerado el tráfico hacia su página de MySpace. Un abogado que representa a otra prostituta afirmó que podría ser demasiado tarde para que Dupre sacara dinero del asunto.

Francis hacía firmar a todas las jóvenes que participaban en sus videos una liberación completa de los derechos sobre sus imágenes, asegurándose así que tendría total libertad de lucrarse con las mismas. El que las miles de chicas participantes hayan estado en grave estado de intoxicación alcohólica no parece hacer diferencia a los ojos de la ley.

Las ofertas de 1 millón de dólares que Dupre ha estado recibiendo de parte de Hustler y otras publicaciones masculinas seguramente se volverán arena entre sus dedos, ahora que se puede conseguir las imágenes de “la chica de Spitzer” en la página de Girls Gone Wild (que no enlazaremos aquí de ninguna manera) por una suscripción mensual de USD $29,87.

Sin embargo, cualquier material que tenga Francis seguramente aparecerá muy pronto (cuestión de horas) en las redes de compartir archivos, como bitTorrent, eMule y otras. Quienes realmente quieran verlas, podrán hacerlo sin enriquecer al vil y detestable Joe Francis.

Fuente: masvip 

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados