Calero y Lorena dieron ejemplo en Bailando Por Un Sueño

172 0

Al ritmo de mucha música en el corazón, Carlos y Lorena le dijeron adiós a ‘Bailando por un Sueño’ en su segunda temporada, pero la excelente representación que hizo Lorena de la comunidad sorda quedó grabada en el corazón de todos los colombianos. Para ella el sueño se hará realidad gracias a todos los compatriotas que siguieron paso a paso su historia.Un relato contradictorio pero llena de ilusión y esperanza, así es la vida de Lorena Riascos quien, a pesar de no poder escuchar, tuvo la valentía de audicionar y arriesgarse a concursar en ‘Bailando por un Sueño’ que se convirtió en su razón de vivir y de luchar.

Lorena Riascos tiene 16 años, es sorda de nacimiento y su mayor propósito es conseguir un bus para los niños que padecen su misma condición y que estudian en la misma institución de la que ella hace parte, el Colegio San José Bethlemitas. Viven en veredas aledañas pero de difícil acceso a la ciudad. Son niños de familias con escasos recursos, donde en ocasiones el dinero del transporte se vuelve prioridad para conseguir otras necesidades primarias.

A pesar de dificultades como lograr que Lorena sintiera vibraciones de la música, que Carlos Calero, su compañero de baile, lograra comunicarse rápidamente con ella, y hasta la dura calificación de los jurados, esta pareja de guerra demostró que con amor y con convicción todo se puede lograr.

La pequeña adolescente demostró que a pesar de no escuchar, si se puede sentir el sabor y la alegría de la salsa o el romanticismo e indiferencia de un tango y lograr sentirlo con la energía, con el contacto y con el corazón.

Para Lorena siempre ha sido un triunfo haber podido estar en el programa, porque significa representar un grupo de nuestra sociedad que quizás en algunas ocasiones es un poco olvidado; dice estar inmensamente agradecida con la madurez e inteligencia de la producción que la aceptó como competidora porque demostraron su solidaridad y su inmensa compresión.

A Carlos lo considera un ‘Ángel de la Guarda’ porque, sin importar las condiciones, se arriesgó y sintió junto a ella la necesidad y la ilusión de toda una comunidad que desea y cree en el estudio como un buen camino a la educación y a la preservación de la sociedad. Un sueño más que se despide de la pista de baile, pero que sigue latente y vivo esperando para ser hecho realidad.

Fuente: Prensa Teleset

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados