Calle 13: “Los reggaetoneros son unos llorones”

253 0

Meteórica. Puede que sólo así deba calificarse a la carrera de Calle 13. El dúo oriundo de Puerto Rico que conforman René Pérez Joglar y Eduardo Cabra Martínez, más conocidos como Residente y Visitante respectivamente, llamó la atención de propios y extraños en 2005 en su tierra natal a través de su homónimo álbum debut y una propuesta musical sumamente variada y no muy sencilla de descifrar.

Aprovechándose del furor general desatado por el reggaetón, la dupla boricua adaptó sus duras, directas y procaces historias a ese ritmo y a otros de corte latino, y con la aparición de su segundo trabajo, Residente o visitante, se lanzó a la conquista de Latinoamérica.

Los viajes por diferentes países y el contacto con renombradas figuras de la canción hicieron de Calle 13 una de las agrupaciones de música urbana más exitosas del momento y ahora está de regreso con el explosivo Los de atrás vienen conmigo.

Como una esponja que absorbe todo lo que pasa a su lado, en este tercera producción discográfica el grupo amplía aún más sus límites musicales y juega con el rap, el hip hop, la electrónica, el dixieland, el funk, la música balcánica y el candombe; un auténtico patchwork que encuentra su hilo conductor en el mensaje mordaz, irónico y con dejos de humor negro que desgrana la filosa lengua de Residente.
Café Tacuba (“No hay nadie como tú”), Rubén Blades y La Chilinga (ambos en “La Perla”) fueron los ilustres invitados a este desprejuiciado pandemónium musical y planean seguir expandiendo sin bajar los decibeles de su ácida mirada sobre diversos temas, ya sea la vida en los barrios marginales, la falta de honestidad de aquellos que reniegan de su latinidad y la falsedad imperante en el reggaeton, un mundo en el que, por error, se ha querido ubicar a estos acérrimos enemigos de los encasillamientos.

¿Cómo nace en ustedes ese impulso por extender cada vez más sus horizontes musicales como demuestran en este tercer disco?

Residente: Desde que nos formamos, quisimos apuntar hacia algo variado y diferente. En nuestro primer tema conocido, “Atrévete – te”, si bien era muy simple, ya teníamos la idea de mezclarlo con una cumbia y eso en Puerto Rico no se conocía ni se pasaba por las radios. Y en otros temas de aquel disco, que en líneas generales era muy primario, incluimos una tuba y una gran cantidad de instrumentos en pos de esa búsqueda y esa curiosidad que las llevamos adentro desde siempre. En nuestra casa escuchábamos de todo y esa es nuestra base. Lo que ocurre es que la mayoría de los músicos tiende a hacer algo que ya hizo otro anteriormente y que funcionó, entonces la música que se escucha parece estar en piloto automático y es toda igual. Nosotros intentamos exactamente todo lo contrario.

¿Cómo resultó la experiencia de grabar junto a Café Tacuba y Rubén Blades, dos influencias muy notorias en la propuesta de Calle 13?

R: Grabar con Blades fue muy importante porque durante el tiempo que pasamos juntos, me tiró dos o tres ideas para comunicarme mejor con la gente a través de mis letras. Fue un aprendizaje que agradezco mucho de un tipo muy inteligente y sabio.

Visitante: Con Café Tacuba todo fluyó bien chévere. Si te fijas bien, ellos también siempre fueron de mezclar lo orgánico con lo electrónico y en ese punto creo que nos emparentamos. “No hay nadie como tu” representa muy bien tanto a Café Tacuba como a Calle 13 porque es un tema que no tiene género. No puedes encasillarlo en ninguno.

Más allá de lanzar una versión del disco “explícita” y otra “apta para todo público”, ¿en algún momento pensaron en modificar la manera de expresarse considerando que los sigue mucho público adolescente e incluso infantil?

R: Este disco no es tan oscuro ni tampoco tiene esa carga sexual que sí tenían los anteriores y que parece que a mucha gente la perturba. Esa falsedad en un punto me causa gracia porque en películas de aventuras matan a 20.000 personas y nadie dice nada, pero hablas de sexo y ya es un pecado. De todos modos, en este álbum dejamos el sexo de lado y hablamos de otras cosas con un vocabulario amplio que todos pueden entender y escuchar, incluso los niños. Es un disco con muy buenas ideas musicales y líricas.

¿Qué los llevó a escribir un tema como “Gringo Latin Funk”?

R: Me ha pasado en algunos lugares de Latinoamérica de encontrarme con gente con un comportamiento y una manera de hablar medio gringas que me resultaban graciosas. Empezaban a hablarme en español y luego seguían hablando en inglés. En Estados Unidos hay muchos latinos que mantienen vivas sus raíces pero hay otros que hablan todo el tiempo en inglés o actúan como gringos como para ocultar o como si tuvieran vergüenza de su origen. Y no veo porque haya que avergonzarse o renegar por ser latino.

¿Por qué consideran que en la escena del reggaetón hay mucha hipocresía como relatan en “Que lloren”?

R: Compuse ese tema como respuesta a todo lo que dijeron sobre nosotros desde que empezamos y por hacer una música que no puede catalogarse como hip hop ni rock, ni reggaeton, ni nada. No es una crítica sólo para los reggaetoneros que son todos unos llorones; también son llorones los raperos en Estados Unidos que hablan siempre sobre las mismas cuestiones y tienen otras prioridades. No digo que eso esté mal pero en la canción reafirmo el hecho de lo que representa hacer música urbana, que es lo que hacen Rubén Blades o Manu Chao, quienes hablan de problemas verdaderos, de todo lo que nos rodea y asumen una postura sin necesidad de disfrazarse de rapero ni de cantar una baladita. Yo no soy quien para definir las cosas y no me molestan las críticas si son constructivas. Pero al principio, y a pesar de que tengo amigos dentro del reggaeton, notamos un rechazo muy grande hacia nosotros.

Ya que citan a Manu Chao, ¿creen que, de alguna manera, Calle 13 representa en lo que va del siglo lo que Mano Negra significó para la música en los noventa?

V: Mucha gente nos ha comparado con Mano Negra, especialmente en México, lo cual representa un halago. Quizás las similitudes se den por la gran carga de energía que se dan en nuestros shows. Lamentablemente no tuve la oportunidad de ver a Mano Negra en vivo pero los que sí lo hicieron, nos comentaron que generamos algo muy similar. Mano Negra montó una pauta bien importante y se impuso con un sonido propio. Ojalá nosotros logremos algo parecido. Sería fantástico.

fuente: 10 música

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados