Carolina Jaramillo

En una final muy emotiva y en compañía de los integrantes de La Tribu, símbolo del intercambio cultural entre colombianos y senegaleses a lo largo de casi cuatro meses, los televidentes eligieron a Carolina Jaramillo, con el 93% de votos a su favor, como la ganadora de Desafío África el origen, haciéndose acreedora de 600 millones de pesos.

La gran final contó con la presencia de los demás participantes: retadores, sobrevivientes y celebridades acompañaron a Carolina y Alejandro en una inolvidable noche, donde compartieron experiencias, intercambiaron abrazos y vivieron minuto a minuto el desarrollo del último capítulo, en espera de los resultados.

Carolina, quien llegó a la final luego de enfrentar varios desafíos a muerte, agradeció a su familia por ser el motor en esta competencia en territorio africano y aseguró que con el premio, piensa asegurar su postgrado, terminar un curso de buceo y comprar un apartamento.

¿Qué es lo más importante de ser la ganadora de Desafío África el origen?

Más allá del dinero, es la convicción de que uno en la vida puede hacer las cosas bien y conseguirlas de la manera correcta. Además, este triunfo sirvió para generar más confianza en mí misma, para entender que mi familia es lo más importante en mi vida y creo que la gente no tiene nada que reprochar de mi manera de jugar.

¿Qué análisis hace del resultado de las votaciones?

Pienso que el resultado refleja todo lo que hice en el juego, la manera como siempre me expresé de las demás personas y como asumí las perdidas y los triunfos a lo largo de la competencia.

¿Cómo fue que llegó a la final?

Llegué después de una prueba bastante sufrida y muy dura que midió mis capacidades como desafiante todo el tiempo, fue una competencia muy reñida con Alejandro y Castillo. Finalmente saqué ventaja y pude avanzar a esta instancia.

¿Cómo vio el desempeño de las mujeres en esta competencia?

Pienso que las mujeres hemos demostrado cada vez más, tenacidad en este juego. Han pasado por el Desafío muchas mujeres que han llegado a la final y han dejado todo en este reality. Además, pienso que el o la ganadora de este tipo de programas, debe ser una persona admirada por los colombianos, luego del buen desempeño en las competencias.

¿Su opinión de Alejandro?

Él es una persona muy completa, que dio todo y también es un ejemplo para los colombianos por su disciplina y entrega.

¿Qué diferencia hay entre su participación en 2010 y este año?

En 2010 era todavía una niña disfrutando de una experiencia nueva, un poco insegura. En 2013, la fuerza y la confianza se convirtieron en mis mayores cualidades, tengo la cabeza mejor puesta y soy una persona más madura, definitivamente esa diferencia me dio la victoria.

¿Qué debe tener una mujer para participar en el Desafío?

Definitivamente tiene que ser una mujer de mucha calma porque este juego es de control mental, aunque físicamente puede uno avanzar muchísimo, pero la mejor manera de llegar lejos es siempre estar tranquilo con uno mismo y no hacer daño a los demás, no pasar por encima de nadie, estar siempre en paz. Pero también hay que tener un gusto y un amor por la competencia, por la adrenalina, porque las emociones son muy fuertes.

¿Tuvo momentos de debilidad que le hicieron pensar en abandonar la competencia?

Si. Hubo dos momentos: el primero cuando me enfrente a María Luisa porque estaba muy enferma y el equipo se había empezado a desintegrar. Y el segundo, cuando me enfrente con Juan David porque sentí que estaba sola en el juego y que me iba a tocar pelear contra el mundo, y así fue: 6 Desafíos a muerte.

¿Y cómo los superó?

Pensando siempre en mi novio, en mi abuela materna y mis papás que son los que han guerreado por mí y conmigo, pensando en que ellos estarían orgullosos de lo que pudiera alcanzar; esa fue mi fuerza.

¿Qué fue lo mejor de África?

La gente.

¿Una imagen que no se le borra?

El desierto.

¿Un animal del África?

La jirafa.

¿Un lugar específico?

El mercado de Mbour.

¿La mejor locación?

El oasis.

¿El mejor juego?

La final.

¿El mejor participante?

Mi amigo finalista, Alejandro Herrera.

¿Qué otra mujer se merecía ganar el Desafío?

Claudia Moreno, impresionante guerrera.

¿La comida más exótica que haya probado?

Chivo.

¿Qué sueño cumplió en el África?

Llegar allá, saber a qué sabe África, cómo se siente, ganar un Desafío, superar miedos y cosas que había en mí.

¿A quién le dedica este triunfo?

A mi mamá, mi papá, mi hermano, mi novio, mi tío Rubén, Alejandro Echeverry, personas que estuvieron todo el tiempo en mi cabeza y que me hicieron ganar las pruebas.

¿Qué piensa hacer con el dinero?

Primero quiero asegurar mis estudios de postgrado, quisiera terminar de hacer los cursos de buceo que me faltan para poder dedicarme a esto y además deseo comprar un apartamento.

Fuente: Canal Caracol

 

Otros links relacionados