Celebraron por todo lo alto los 30 años de la ‘Guerra de las Galaxias’

66 0

Con la presencia estelar de Mark Hamill, que interpretó a Luke Skywalker, y Dave Prowse, actor que le dio vida a Darth Vader, se logró una masiva asistencia al evento de celebración.

A pesar de que había cualquier cantidad de objetos relacionados con las películas, el casco del villano Darth Vader dominó el evento. De diferentes colores, con maquillaje y variados accesorios se vio el casco que por años fue la imagen del mal en el mundo del cine.

Probablemente complacido por tal devoción, Dave Prowse, que llevó el casco oscuro original en las películas, firmó autógrafos durante horas con una sonrisa en la boca.

Pero Dave Prowse, gracias a la existencia del famosos casco, es infinitamente menos conocido que el villano al que dio vida, uno de los más famosos de la historia, por lo que tuvo que limitarse a escribir “Dave Prowse es Darth Vader” en los autógrafos.

En relación con Dave Prowse, las filas no eran más largas en la mesa donde firmaba Mark Hamill, el actor que hace decenas de años interpretó a Luke Skywalker. Las caras conocidas no emocionan a los aficionados de Star Wars, los emociona los diferentes objetos conmemorativos.

A pesar del aparente desinterés por los actores, sus firmas no fueron gratis. Quien quiso un autógrafo de Hamill tuvo que pagar 20.000 yenes (187 dólares). Eso sí, sólo 3.500 yenes (32 dólares) por la de Peter Mayhew, el gigantón que se puso el traje de Chewbacca en las películas.

El atractivo de la marca “Star Wars” es tan poderoso que desde que se inició la saga sólo en juguetes, videojuegos y productos relacionados ha recaudado más de 9.000 millones de dólares sin necesidad de grandes estrellas de Hollywood, a excepción de Harrison Ford.

Esto se debe, en parte, al derroche en el uso de la tecnología que ha hecho Japón durante años, pues compañías como Nintendo o Sony han puesto a jugar sentados en sofás de todo el mundo a millones de aficionados a ‘Star Wars’.

La convención, mucho más que una firma de autógrafos

La organización montó una escuela para jóvenes ‘Jedi’ (personaje de gran poder y sabiduría según la saga de películas), donde los niños, usando una capa, luchaban con sus espadas láser en contra todos los Darth Vader del evento.

Además, una exposición llamada “The Vader Project” mostraba decenas de cascos decorados por artistas de todo el mundo y 13 japoneses, incluido uno que curiosamente se hace llamar “Chino”.

Quizá el punto más extraño del evento fue la aparición de ‘Alien’, el alienígena que ha aterrorizado a millones de espectadores en una saga que rivaliza en edad con La Guerra de las Galaxias. Ocurrió en un escenario que simulaba los pasillos interiores del ‘Halcón Milenario’, la nave de Han Solo, personaje de la saga.

Para defender el honor de la histórica saga de películas, un aficionado inglés vestido con un traje y un casco muy convincentes, “confeccionados en casa” según dijo, luchó con su pistola láser contra el inoportuno monstruo durante unos minutos hasta que este se marchó.

Fuente: El Tiempo

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados