Cher está libre de los excesos

83 0

El anuncio del concierto de Cher en Las Vegas es una fiel representación de la llamada Ciudad del Pecado: es decadente, ostentoso, descomunal, exagerado, una experiencia emocionante.

Pero cuando sale del Coliseo del Caesars Palace al terminar su actuación, la cantante de 62 años lleva un estilo de vida completamente opuesto: se mantiene alejada de los casinos, se abstiene de beber, no fuma y no sale de fiesta.

“Me gusta salir, hacer mi trabajo y volver a casa”, dice Cher, quien compara su vida fuera del escenario con la de “una monja”.

Insólito para un mujer que ha representado lo contrario a lo largo de casi cinco décadas de carrera (como reflejan los escasos atuendos que usa en su espectáculo). Pero mientras ofrece un extravagante show en Las Vegas, la artista prefiere llevar una vida mucho más sencilla.

Recientemente Cher conversó sobre su vida en Las Vegas y sus conciertos en el Caesars Palace, donde este mes arranca una segunda temporada.

¿Cómo fue la primera fase en Las Vegas?

“El horario es un horario de ensueño. Lo único que por alguna razón no anticipé, no sé dónde tengo la cabeza pero no lo anticipé, fue el modo en que se me reseca la garganta… Así que cuando estoy ahí, tengo que vivir como una especie de monja y no hablar durante el día, pero eso es lo único inusual”, señaló.

¿Cómo hace para no hablar durante el día? ¿Es difícil?

“Sí… Es tan difícil para mí, realmente debo pensar en eso y no hablar, tengo que recordármelo unas 100 veces al día porque no soy el tipo de persona que no quiere hablar”.

¿Intercambia mensajes de texto con la gente?

(Risas) “Ay sí… mando mensajes de texto, e-mails, es lo único que me salva”.

¿Qué es lo mejor de volver a Las Vegas?

“Mira, a los artistas nos encanta actuar, eso es lo que hacemos. Creo que una de las mejores experiencias fue ser capaz de imaginar cualquier cosa que quería, cualquier cosa que se me ocurría la pudimos hacer, porque este teatro es increíble. Vengo a casa dos veces por semana, así que en cierto modo estoy en casa… No estoy tanto allá, pero me toma 40 minutos llegar a casa (en el área de Los Ángeles), es como ofrecer un espectáculo desde mi recámara”.

¿Qué sonido tendrá su nuevo CD?

“A veces es difícil etiquetar las canciones, pero están un poco más orientadas a la guitarra, un poco más como ‘I Found Someone’, y hay algunas … con más estilo sureño. Tú sabes, consigo canciones que me gustan y las hago esperando que resulten en algo cohesivo”.

¿Qué hace cuando no trabaja en su música?

“Tengo una escuela en África. Acabo de volver de Katmandú y estoy trabajando con algunos niños del Tibet allí. Y acabo de estar en el ayuntamiento (de Los Ángeles) … para tratar de salvar la vida del elefante Billy en el zoológico (local). No quiero que muera este elefante … tiene tanta ansiedad. Ha estado solo por siempre… Los elefantes no deberían estar en zoológicos… Se mueren en los zoológicos”.

Fuente: Esmas