Clifford Brown: el principio y el fin

Publicado en at 20/05/2009
85 0

Un ascenso meteórico y un desenlace trágico para uno de los grandes colosos del jazz.

clifford-brownEl maravilloso álbum al vivo The Beggining And The End de Clifford Brown es uno de los álbumes más sobresalientes que se hayan capturado al vivo a lo largo de toda la historia del jazz. El disco comienza con dos canciones del conjunto de Chris Powell y sus Blue Flames, septeto donde Clifford se estrenara como trompetista: las remembranzas antillanas de “I Come From Jamaica” y “Ida Red”, ambas originales de Chris Powell, serían registradas al vivo la noche del 21 de marzo de 1952 en la ciudad de Chicago. No pudo tener este trompetista un inicio más glorioso en el ambiente musical de su tiempo. Poco tiempo después, el joven Clifford tocaría la trompeta en la banda de Lionel Hampton y más adelante haría equipo con Max Roach en las filas del denominado Brown-Roach Quintet. Todo lo que vendría enseguida serían numerosos conciertos y grabaciones estelares para el que fuera catalogado por el inmortal Sonny Rollins como un solista perfecto, o según palabras de Max Roach, “uno de los más peculiares y completos “individuales” que hayan nacido… un dulce y hermoso individual“.

Antes de hacer su presentación final, el 25 de junio de 1956, en Filadelfia, Clifford Brown o “Brownie”, como le apodaban sus colegas, ya se había asegurado un lugar en la historia como uno de los solistas más hábiles de la escena mundial. Esa misma noche le acompanarían Ziggy Vines y Billy Root en el saxo tenor, Sam Dockery en el piano, Ace Tisone en el bajo y Ellis Tollin en la batería. La sesión comienza con “Walkin”, original de Richard Carpenter, para luego alcanzar un momento magistral con una de las mejores versiones que se hayan hecho nunca del inmortal “Night In Tunisia” de Dizzie Gillespie. Luego de once minutos de delirio con un Clifford Brown en estado de gracia y una audiencia absolutamente feliz, la velada llegaría a su fin con una placentera interpretación de “Donna Lee”, clásico de otro de los héroes de Brownie, Charlie Parker.

Hasta aquella mágica noche todo era felicidad para él; escasas horas después, la vida de Clifford acabaría de manera estrepitosa en un accidente de auto que también cobraría las vidas de dos amigos suyos, el también músico Richard Powell y su esposa Nancy. Su compañero Ellis Tollin recuerda que esa noche él y sus todos cofrades estaban enormemente complacidos por la espléndida sesión que habían llevado a cabo, pero entonces llegaría a la mañana siguiente la trágica noticia de la muerte de Clifford, quien apenas contaba con 25 años de edad. Las dos sesiones incluídas en este esencial LP aparecieron originalmente en 1973. Dos décadas después serían nuevamente prensadas en formato de disco compacto para la colección Columbia Jazz Masterpieces. Con Clifford Brown se iría uno de los artistas de mayor sagacidad en el oficio de la improvisación en el jazz.

Iván Darío Torres G.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados