Clínica de Britney Spears despedirá empleados por husmear su historial

117 0

El prestigioso centro médico de la Universidad de California (UCLA) despedirá a al menos 13 empleados e incluso tomará medidas contra médicos del plantel que indagaron la historia médica de su paciente Britney Spears. Los responsables del Departamento de Recursos Humanos del hospital donde el pasado 31 de enero fue ingresada la cantante de 26 años por problemas siquiátricos, dijeron al diario Los Angeles Times que despedirán a al menos 13 empleados y que ya suspendieron a más de cinco y presentaron medidas disciplinarias contra seis médicos por revisar el expediente médico computarizado de Spears.

Solo revisar la historia médica de una persona es considerado una violación a la ley federal estadounidense sobre la privacidad del paciente, vigente desde 2003.

"Esto no es solo sorprendente, es muy frustrante y muy decepcionante", dijo al diario Jeri Simpson, directora de Recursos Humanos de este hospital de Santa Monica, quien se encarga de medidas disciplinarias en la institución.

Tras narrar en detalle cómo el mismo día en que ingresó Spears enviaron un memo a "todos los empleados, incluidos realmente todas las personas que trabajan en el hospital" advirtiendo de que se tomarían medidas drásticas contra todo aquel que violara las reglas, Simpson dijo sentirse "horrible de que esto se repita".

Según contó una violación similar ya había sucedido en 2005 cuando nació el primer hijo de Britney Spears y su ex esposo Kevin Federline.

Simpson señaló que el UCLA trata a muchas celebridades, es uno de los centros médicos más grandes y prestigiosos cerca de Beverly Hills, Malibú y barrios exclusivos de esta área de California.

"Siempre recibimos estrellas y uno nunca escucha este tipo de cosas. Yo no sé qué pasa con esta persona en particular", dijo la directora de Recursos Humanos, negándose a explicar si a raíz de estas violaciones hubo alguna fuga a los medios.

Spears fue hospitalizada durante una semana a principios de febrero a pedido de su psiquiatra. La cantante y su ex marido se encuentran en medio de una batalla legal por la tutela de sus dos hijos, Sean Preston de dos años y medio y Jayden James de uno y medio.

Fuente: farandulas.com