CloudDrive es el nuevo servicio musical de Amazon

Publicado en at 8:19 am
104 0

El día de hoy, la industria de la música ha dado un paso adelante en términos de un modelo económico práctico y funcional. Mucho se había especulado durante los últimos años sobre un nuevo servicio que permitiera a los usuarios poder accesar un gran número de canciones al instante y que al mismo tiempo los dueños de los derechos fueran remunerados por el uso de su música.

Mientras toda la atención de los medios especializados en la industria estaba dirigida hacia GoogleApple (sin duda las dos compañías más importantes en la actualidad) en lo que parecía una carrera para ver quién lanzaba el esperado servicio primero, Amazon.com, la compañía de comercio en línea, se adelantó de manera sopresiva para adentrarse en lo que seguramente será una muy reñida competencia.

Este nuevo servicio musical de Amazon, en términos generales, está dividido en dos. El primero, llamado Cloud Drive, es básicamente un disco duro en línea, donde los usuarios podrán guardar toda su música, además de cualquier otro tipo de archivos. De esta manera pueden accesar todos sus archivos en cualquier lugar del mundo mientras tengan acceso a internet, sin la necesidad de cargar con un disco duro. El segundo lleva el nombre de Cloud Player y es una aplicación para computadoras y celulares (irónicamente exclusiva para el Android de Google) a través de la cual se podrá accesar y comprar música sin la necesidad de instalar un software. El servicio ofrece 5 GB gratis de memoria y las compras hechas a través de la tienda de música de Amazon no ocupan dicho espacio.

Hay que hacer una distinción importante entre Cloud Drive y otro tipo de servicios y el que ofrecen compañías como Rhapsody, MOG y Rdio. Estas compañías permiten accesar de manera ilimitada un gran acervo musical y reproducirlo a través de internet, mientras que Cloud Drive permite accesar únicamente la colección de música individual de cada usuario. Es por ello que Craig Pape, el presidente de música en Amazon, declaró que por ahora no consideran necesario adquirir licencias de reproducción, lo que causó algo de molestia por parte de algunas de las compañías disqueras más grandes del mundo, según un artículo publicado hoy en billboard.biz

En esto sinceramente tengo que inclinarme hacia la postura de Craig Pape. El hecho de que Amazon ofrezca alternativas para almacenar música es algo muy bueno para la industria. Amazon paga regalías mecánicas con sus ventas a través de internet y ese dinero va en su mayoría directamente a las compañías disqueras. Si los ejecutivos de de estas compañías quieren cobrar licencias por guardar música, honestamente creo que están muy confundidos tratando de ver a quién pueden cobrarle para poder seguir pagando los bonos de ejecutivos que se juran dueños de una industria que desde hace varios años no les pertenece.

Ojo: la solución está en dejar de ver a la música como un producto comercial… los invito a que reflexionen.

Fuente: Cuchara Sonica