‘Control’ la primera película de Anton Corbijn se verá en Colombia

Publicado en at 20/05/2009
114 0

tn_antonInspirada en la vida y muerte de Ian Curtis, el cantante de Joy Division, se presenta el viernes 22 de mayo, en el Centro Cultural García Márquez, de Bogotá.

Esta semana, se verá en Colombia la película ‘Control’, la ópera prima del famoso fotógrafo holandés Anton Corbijn.

Su obra es universal y ha llegado a nuestra retina a través de imágenes memorables como el videoclip de One, de U2; la portada del disco Stripped, de los Rolling Stones; el 101, de Depeche Mode, y Sam¿s Town, de The Killers. Con 54 años, este genio holandés le está dando un giro a su obra profesional con acercamientos al cine.

‘Control’, la ópera prima de Corbijn, cuenta la vida, obra y muerte de Ian Curtis, el cantante de Joy Division, que marcó a toda una generación de músicos del Reino Unido y fue uno de los mitos del rock. La cinta se verá en este viernes, a las 4 p.m., en el Centro Gabriel García Márquez (Bogotá).

¿Por qué su ópera prima es sobre un cantante que se suicida a los 23 años?

Hay una unión emocional con Joy Division. Yo estuve en Inglaterra para estar cerca del concepto que ellos venían desarrollando. Tuve la oportunidad de compartir espacios con Ian Curtis antes de que muriera. Otras razones están ligadas con mis experiencias durante los años 80, en las cuales hubo muchas vivencias de la adolescencia que me marcaron. La película muestra este periodo. Leí muchos guiones durante estos años, pero nunca me sentí tan tranquilo y emocionado como cuando leí el de Curtis. Sentí que era el personaje correcto para mi primera película.

¿El blanco y negro en la película tiene que ver con la tristeza detrás de la historia de vida de Curtis?

Es una interesante apreciación, pero creo que Ian tuvo una vida interesante: en poco tiempo fue famoso en su país y con el simple hecho de ser ovacionado en un escenario tenía elementos para sentirse bien. La verdadera razón es porque Joy Division fue siempre una banda blanco y negro. Los colores de las carátulas de los discos, la ropa, las fotos eran en blanco y negro, la decoración de las presentaciones, y básicamente es por los recuerdos que están en mi memoria.

¿El acercamiento con una banda es más íntimo en una sesión fotográfica o en el rodaje de una película?

Las películas son más instintivas, las fotos son más espontáneas. En estos días no estoy tomando casi fotos de bandas; más bien fotos individuales de pintores, actores, fotógrafos, artistas, mucho más que de la propia música. Solo les he tomando fotos a Metallica, U2 y Travis, últimamente, por un pedido personal y una relación de amistad que nos une por años.

De todas esas imágenes, ¿cuál es la que más recuerda?

Hay una foto que le tomé a Joy Division, en 1979, en la que aparece Ian Curtis mirándome y los otros tres miembros del grupo están de espalda a la cámara. Con el tiempo, esa foto se describió como premonitoria y un símbolo de lo pasaría con la vida de Ian.

¿Dos grandes de la música con los que trabajó se suicidaron (Curtis y Kurt Cobain, de Nirvana), que sensación le genera eso?

Con Ian Curtis compartí muy poco; él era muy tímido, retraído. A Kurt lo pude conocer más a fondo durante la grabación del video de ‘Heart Shaped Box’ para Nirvana. Curtis no era tan famoso cuando murió, Kurt sí. Siento que ambos no se acoplaron a su entorno y esto lo lograron manifestar a través de letras y canciones maravillosas, una posición frente a la vida que tuvo impacto en generaciones enteras.

Se cumplen 15 años de la muerte de Cobain, ¿ha pensado hacer una película sobre su vida y obra?

Por ahora no. Y el caso de la muerte de Kurt es tan complejo y delicado que todavía hay datos que no son muy claros.

Fuente: Vive In