Daddy Yankee fue víctima de estafadores que vendían entradas para un concierto

70 0

El cantante portorriqueño defiende con uñas y dientes su nombre tras la malévola intención de un grupo de estafadores que, a costillas de su fama, han estado vendiendo entradas a diferentes actividades bajo el engaño de que él cantará. Así sucedió el pasado sábado en Carolina del Sur, donde se le hizo creer a los seguidores de “El Cangri” que éste se presentaría en la apertura del club El Jefe de los Jefes, cuya entrada era de $100 a $150.En este caso, el fraudulento promotor le informó a los fanáticos presentes que Daddy Yankee había confrontado un retraso en su vuelo procedente de Savannah, Georgia, lo cual era falso.

Más adentrada la noche, un supuesto manager del exponente de reggaetón quiso aparentar que el artista arribó en una limusina, de la que no se bajaría hasta que el público entrara al club, según se informó en un parte de prensa de la oficina de relaciones públicas del artista.

Poco después, el estafador se montó en la limusina y se marchó a toda prisa del lugar, justo cuando los fans, enfurecidos, protestaban porque su artista favorito no se presentaría y no se les devolverían el dinero.

Sorprendido con esa situación, el intérprete de “Gangsta Zone” manifiesta a la revista Primera Hora sentirse con la responsabilidad de expresarles a sus fieles seguidores que “soy un artista que protejo lo mío y protejo a mi fanaticada”.

“Desde que Dios creó al ser humano está el tipo malo y el bueno. Por culpa de los malos los buenos pagan las consecuencias. No voy a permitir que terceras personas, por lucrarse de mí, vengan a tratar de enfangar mi nombre así”, expone un tanto agitado.

Para Daddy Yankee es de sumo interés que “todo el mundo sepa que no tengo nada que ver con eso y que también fui una víctima”.

En cuanto a los impostores, dice, que “me tendrán que ver la cara. Nunca apoyaré esas cosas y a nivel legal vamos pa’ encima con esa gente”.

Representado legalmente por Edwin Prado, el vocalista, cuyo manejador es su hermano Nomar Ayala, revela saber quiénes son las personas detrás de todo este incidente.

“Sé quienes son. Las personas que antes, en el pasado, lo han hecho (utilizar su nombre para robarle al público) se están viendo los casos ahora. Yo no juego con eso… La persona que trate de jugar con mis habichuelas va a tener que mirarme a la cara”, sostiene.

Para el solista es importante que sus fans comprendan que en este tipo de fraude por terceras personas, siempre hay dos víctimas: el público y el artista.

Lamenta esta situación en la que un puñado de personas esté buscando lucrarse sin importarle el público y las consecuencias que causen a la carrera y credibilidad del artista.

“Si no hablo de esta situación, el que pueda ir a ver el concierto o comprar un ticket cree que el artista tiene la culpa. La mayor parte de las veces nadie entiende al artista ante estas situaciones”, precisa.

Reconoce, igualmente, que este tipo de acción malintencionada “siempre pasa en la historia musical, desde la salsa”.

Pues, ante el éxito de un grupo, un artista y una orquesta, indica, “todo el mundo quiere un pedazo del artista. Y cuando las personas no quieren pagar lo que es van a buscar la manera de hacer negocio sin importar las consecuencias de engañar al público, aunque el artista quede mal”.

“Ellos lo que quieren es buscarse el billete, punto y se acabó, y no le importa más na'”, acota.

Precisó que las únicas personas autorizadas a negociar sus presentaciones musicales son el licenciado Edwin Prado, su hermano Nomar Ayala y su esposa Mireddys González.

Nomar Ayala, en tanto, reitera que las personas interesadas en conocer la agenda de presentaciones del reguetonero pueden acceder a su página web, http://www.daddyyankee.com/, que es actualizada a diario.
También señaló que de saber de algún caso de fraude pueden notificarlos a [email protected]

Fuente: Farandulas.com

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados