Daniel Craig: ‘Esta vez sentí más presión como Bond’

72 0

“Bond dispara y pregunta después. Esa fue siempre la imagen que tenía Ian Flemming de él”

La pintoresca ciudad austríaca de Bregenz es más famosa por atraer a los amantes de la ópera a su festival anual y a los escenarios operísticos que se levantan majestuosos junto al Lago Constanza. No se le conoce por atraer la atención de agentes secretos.

No obstante, esta noche se interpreta Tosca, la tragedia épica de Puccini, no para los amantes de la música, sino más bien como telón de fondo para el rodaje de una escena de la aventura número 22 de James Bond, Quantum of Solace, que aterriza hoy en la cartelera.

El escenario está lleno de cantantes del coro, con túnicas de clérigo, y las butacas, con 1.200 extras engalanados con trajes de etiqueta, mientras las cámaras del director Marc Forster siguen a Bond (Daniel Craig) que se mueve sigilosamente al margen de la acción saltando con destreza desde las amarras en la orilla del lago a tierra firme y buscando entre la multitud al villano principal de la cinta, Dominic Greene (Mathieu Amalric).

Quantum of Solace ofrece la segunda entrega de la perspectiva de Craig sobre el siempre imperturbable espía internacional, que sigue a su exitosa introducción en Casino Royale. Retomando una hora después del final de Casino Royale, la película nueva sigue a Bond cuando se dirige a descubrir por qué lo traicionó Vesper (Eva Green).

Antes de descender en Bregenz, el 007 hizo una gira por Chile, Panamá e Italia. Bond circunnavegó el globo para encontrar la relación entre Greene, el dañino alto ejecutivo, y Vesper. En el camino, naturalmente, se topó con un grupo de nuevas bellezas rubias -la más notable, Camille, interpretada por la actriz ucraniana Olga Kurylenko- así como con artilugios útiles y coches llamativos.

La presión es que Quantum of Solace supere a Casino Royale, tanto en el incremento en la acción como en el trabajo de dobles, y en su arrastre en la taquilla, una tarea nada fácil en ninguno de esos frentes.

Al final de una prolongada noche de filmación, es nuestra oportunidad para sentarnos con Craig y conversar sobre los pormenores y los altibajos de buscar “solaz”.

-¿Fue más divertido hacer por ser su segunda vez com Bond?Quantum of Solace

-Creo que probablemente haya más presión en esta ocasión, pero sólo trato de aplicar la misma regla que la última vez, y espero que funcione, de hacer la mejor película que se pueda. Sin duda que no podríamos repetir lo que hicimos la última vez. Sería bueno poder repetir el éxito, pero no podríamos repetir la cinta, así es que estamos inmersos en una forma nueva de pensar.

-¿Se refleja eso en la contratación de Marc Forster como director?

-Empezamos algo con Casino Royale, pero teníamos un libro en el cual basarnos y nos adherimos con bastante cercanía, emocionalmente, a la historia. Ahora queremos continuar esta historia, pero tenemos que hacerla diferente. Así es que cuando surgió el nombre de Marc, lo recibí con entusiasmo, porque quiero que el espectador se una.

-Una de sus coestrellas, Jesper Christensen, describió a su Bond como “algo tonto” en comparación con los otros.

-¿Tonto? Eso es lo que me gusta de él, que dispara primero y luego pregunta. Pero tomo eso de los libros. Esa fue siempre la imagen de Bond de Ian Fleming. Siempre fue: “Tira la puerta a patadas, entra y ve qué pasa”. Si está parado hasta arriba de un edificio alto, hay una brecha de 20 pies, no puede ver lo que hay abajo… brinca. Y si se lastima, se lastima. Las posibilidades son de que no se lastime, y, por lo tanto, seguirá avanzando. Y si eso es tonto…

-Bond parece tener una relación de amor y odio con la Camille de Olga Kurylenko. ¿Hay más golpes que besos entres sus personajes?

-Ha habido una cantidad igual de ambos (ríe). Al principio, es físico, pero Olga está interpretando a una agente y ella tiene su propia misión, así es que al principio tenemos una especie de enfrentamiento… pero en la forma más agradable posible.

-Según Marc Foster, su intención era darle una dimensión más psicológica a 007.

-Por eso está aquí. Está vinculando a todas estas personas.

Eso es lo que ustedes quieren. Va a ser una parte muy importante de esta película, vincular todas esas batallas psicológicas que se están desarrollando.

-¿Sintió algún desafío al retornar al papel?

-No, porque retomamos una hora después que termina la anterior. Si hubiesen transcurrido 10 años y él hubiera tenido cuatro esposas, entonces habría habido un reto para averiguar dónde estaba, pero yo tenía bastante claro dónde estaba.

Fuente: Entrada Libre

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.