El Mirandés terminó su participación en la Copa del Rey pero con honores

El CD Mirandés, conjunto de Segunda División B que ha hecho historia al alcanzar las semifinales de la Copa del Rey, cayó eliminado a manos del Athletic de Bilbao (1-2 y 6-2), aunque lo hizo, pese a la goleada, con honor, pues no perdió la cara al encuentro y peleó cada pulgada aún sabiéndose eliminado. Dentro de las curiosidades de su derrota está que el encuentro fue seguido por muchos a través de sus televisores y lograron una gran audiencia para el partido con un 16.9% de audiencia.

El Mirandés ayer murió con las botas puestas, como se suele decir. Se vació sobre el verde de San Mamés a pesar de que, ya en el descanso, perdía por 3-0 ante un equipo, el Athletic de Bilbao del argentino Marcelo Bielsa, que raya un soberbio nivel balompédico, sustentado en el toque y el desmarque.

Ambos equipos regalaron un espectáculo gigantesco y el Mirandés, que había accedido a las semifinales tras apear heroicamente a Villarreal, Racing de Santander y Espanyol de Barcelona cautivó, una vez más, a media España con su descaro alevoso, su brega y su infatigable propuesta futbolística, también basada en el mimo del balón.

Las redes sociales “echaban humo” durante el partido y los elogios hacia el batallar del Mirandés, un equipo humilde pero saneado, eclipsaban el sobresaliente papel de un Athletic de Bilbao que, como se suele hacer en el rugby, demostró que la mejor manera de respetar al contrario es emplearse a fondo desde el primer minuto al último pese a la abismal diferencia.

Bien por el equipo que demostró entereza y logró marcar su historia de una forma inigualable.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados