Durante las olimpiadas se ha visto toda clase de imágenes que perturban por su dolor o esfuerzo físico. Esta semana luego de las competencias de polo acuático, se dieron a conocer algunas imágenes que demuestran que en la cancha se debe dejar todo, y algunas veces la frase es literal.

Por descuido, por el fragor del juego o por simple estrategia, algunas deportistas pierden el bañador o dejan ver parte de sus cuerpos, lo que lo convertiría en el deporte con más demostraciones de partes sensuales para el ojo de los espectadores.

Aunque no queremos juzgar a quienes las tomaron o a quienes fueron víctimas del momento, si queremos recomendar que todas las fotos se vean con calma para no perder detalle.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados