La Selección Colombia debutó con triunfo con su nuevo DT José Pékerman

152 0

El DT José Pékerman debutó con un buen juego, en especial de la mitad hacia arriba.

La victoria que Colombia obtuvo anoche sobre México (2-0, en el Sun Life Stadium de Miami es un llamado al optimismo, no tanto porque el nuevo Seleccionador, José Néstor Pékerman, haya tenido mucho tiempo de aplicar alguna idea futbolística en tres días de trabajo, sino porque el equipo recuperó la alegría y la confianza, especialmente en la segunda etapa. (Disfrute de las mejores imágenes del juego en Miami)

El resultado, por supuesto, es un golpe de confianza para Pékerman y su grupo. Colombia tenía al frente un rival muy duro, que lo complicó en la primera etapa, que le destapó algunos problemas defensivos: llegó fácilmente por las bandas; los dos centrales, Perea y Mosquera, fueron muy lentos, y Carlos Alberto Sánchez, con todo y que jugó un muy buen partido, se vio muy solo para recuperar la pelota. (Análisis táctico de la Selección 1, 2 y 3).

Pero de la mitad para adelante, Colombia tuvo un ritmo y un rendimiento como para pensar en cosas muy grandes: al toque de balón, que no lo ha perdido, le sumó un ritmo vertiginoso, un espíritu de jugar siempre hacia adelante y, por fin, la posibilidad de aprovechar al goleador, Falcao García, que en otras épocas era enviado a jugar por un costado (era Lara), a bajar 30 metros a buscar el balón (era ‘Bolillo’) o, directamente, al banco o a la tribuna. (Estas son las estadísticas del encuentro).

Justamente, Falcao consiguió su gol número 11 con la Selección Colombia gracias a esa iniciativa del resto del equipo, que no jugó para él, sino que lo metió al circuito: a los 36 minutos: un centro que buscaba al 9 colombiano quedó en la cabeza de Jesús Zavala. Dorlan Pabón tomó el rebote y disparó al arco. El portero Guillermo Ochoa dejó el balón bailando en el área y Falcao la mandó al fondo del arco.
En la segunda etapa, con mucho más espacio, Colombia se adueñó del juego y logró el segundo gol en una hermosa jugada, con 14 toques y en la que intervinieron ocho de los 11 titulares. En el remate de la acción, James Rodríguez puso a picar a Pablo Armero y este dejó a Juan Guillermo Cuadrado de frente al arco para anotar el segundo.

Pékerman apenas vino a mover el equipo en los últimos 25 minutos, cuando entraron Abel Aguilar, Giovanni Moreno, Elkin Soto y Jackson Martínez, pero la idea siempre fue la misma. El equipo nunca volvió a vivir los sobresaltos de la primera mitad y terminó con tranquilidad.
Al comienzo del partido, 35 mil mexicanos cantaban el ole. Al final, lo terminaron festejando los 15 mil colombianos restantes.

Pékerman no es un mago, ni hizo un cambio extraordinario en la Selección. Simplemente, les devolvió la confianza. Y con eso fue suficiente para que el talento volviera a aparecer.

Fuente: Eltiempo.com