Los dos capitanes del encuentro fueron los dos implicados en un incidente que marcó el final de la participación del astro brasileño en el Mundial de Fútbol de Brasil 2014.

10463897_945595412122188_7071535669061804258_n

Este es un hecho histórico, dos grandes jugadores demostraron su honor por el juego y su capacidad de perdonar al enfrentarse en el partido amistoso que sus dos selecciones disputaran en Fortlauderdale en Estados Unidos.

Sin duda esta es una gran lección de juego limpio y significa un gran gesto de parte de los dos jugadores. Esta acción nos ayuda a pensar que el perdón para los que están en la mesa de paz en La Habana sea una realidad.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados