Descubre el lado humano de quienes trabajan en el hospital con ‘Hopkins’

138 0

Hopkins, filmada en el prestigioso Johns Hopkins Hospital, en Baltimore, Maryland, EE.UU., es una serie que retrata las intensas jornadas laborales de quienes se desempeñan en esta institución y muestra abiertamente cuán dura resulta la noble profesión de la medicina en la vida personal de los doctores de esta institución. La serie se filmó directamente en el hospital durante 4 meses y más de cien empleados y pacientes dieron su consentimiento para ser filmados como parte del programa que muestra emocionantes escenas de crisis médicas y jóvenes doctores que se ven forzados a tomar decisiones de vida o muerte en un segundo. A partir del 20 de abril, todos los lunes, estrenan episodios de Hopkins a las 10:00 p.m.

Hopkins documenta la vida de los centros médicos académicos en donde quienes se dedican al entrenamiento e investigación, aparte de su lucha interna por balancear su vida personal con su demandante trabajo, tienen que enfrentar también recortes de presupuesto y otros problemas burocráticos que hacen que la audiencia se cuestione sobre los sistemas hospitalarios en general. Entre sus historias está la de un joven cardiólogo y su esposa quienes consienten que las cámaras muestren algunos de los momentos más difíciles de la crisis matrimonial por la que atraviesan.

Editado de entre casi 1500 horas de filmación, Hopkins contiene escenas que son totalmente espontáneas, crudas y privadas. No hay narradores, las voces y los parlamentos son auténticos, directamente de los pacientes y los doctores; una auténtica obra de cinema verité con varias tramas que se entretejen. Por ejemplo, podremos ver a los médicos mientras ponderan con la familia de una niña si debe ser desconectada de un respirador artificial, tras casi perder la vida ahogada en una piscina y ser trasladada al hospital prácticamente sin función cerebral; la tensión que se forma cuando un joven doctora punza accidentalmente el pulmón de una mujer durante un procedimiento rutinario, o la historia increíble de un joven migrante ilegal que llegó a Estados Unidos a cosechar tomates y que ahora es uno de los cirujanos neurólogos más reconocidos de Estados Unidos.

Cabe mencionar, que hubo una serie anterior Hopkins 24/7 (2000) y que algunas de las situaciones del hospital que fueron expuestas por primera vez en televisión estadounidense en aquel momento, ahora han tomado cursos distintos. Por ejemplo, la declaración hecha por el entonces jefe de cirugía acerca de que ‘las mujeres no tienen la resistencia suficiente para la vida del hospital’ ha cambiado drásticamente. Ahora ese puesto lo ocupa una mujer y más del 20% de los médicos residentes también son del sexo femenino.

Fuente: Llorente y Cuenca

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados