Desde el 13 de octubre “Las Tortugas también vuelan” en las salas de cine

Desde el próximo 13 de octubre, Colombia tendrá el privilegio de ver un filme de Bahman Ghobadi, director kurdo cuya más reciente producción, Half Moon, acaba de ganar la Concha de Oro a Mejor Película en el Festival de Cine de San Sebastián (España).

Sinopsis

Un grupo de niños huérfanos se gana la vida en el Kurdistán iraquí, en la frontera entre Irak y Turquía, vendiendo minas antipersonales a la ONU, que ellos mismos extraen y de las que han sido víctimas, o canjeándolas por armas en el mercado negro. El régimen de Sadam Hussein les reprime duramente y por esa razón, los pequeños consideran una buena noticia la llegada de las tropas estadounidenses a Irak. Para conocer los detalles del ataque, los expectantes habitantes de la zona buscan desesperadamente una antena parabólica y son los niños, liderados por Kak Satélite, quienes terminan consiguiéndola e instalándola en el punto más alto del árido paisaje. Un jovencito mutilado, acompañado por su hermana y un bebé de parentesco desconocido, viene de otro pueblo con una premonición: la guerra es inminente y traerá más destrucción. Para el premiado cineasta Bahman Ghobadi, director y guionista de Las tortugas también vuelan, esta es una película “antiguerra, pero sin slogans”. El filme reflexiona sobre cómo el conflicto afecta irremediablemente la vida de niños y niñas que han perdido la inocencia y la alegría: ya no juegan, han tenido que crecer a la fuerza y cargan con una historia personal llena de violencia, abusos y dolor. Una antena parabólica, una tortuga (mina antipersonal), un helicóptero, unos zapatos, van describiendo y uniendo la vida de los protagonistas de este relato que nos hará replantearnos la manera en que concebimos nuestra vida y el mundo que queremos construir.

Ficha técnica

Guión y dirección: Bahman Ghobadi Productores: Hamid Ghavami, Batin Ghobadi, Hamid Karimi y Babak Amini Dirección de fotografía: Shahriar Assadi Sonido: Bahman Bani Ardalan Música: Hossein Alizadeh Montaje: Mostafa Khergheh Poosh y Hayedeh Safiyari

 

Director

Bahman Ghobadi, nacido en 1969 en el Kurdistán iraní, es uno de los cineastas más importantes del Medio Oriente. En 1999 fue primer asistente del gran director Abbas Kiarostami durante el rodaje de El viento nos llevará. Un año después, estrenó su primer largometraje, A Time for Drunken Horses, que presentó en la Quincena de Realizadores de Cannes y con el que obtuvo la Cámara de Oro y el Premio de la Crítica Internacional. Su segundo largometraje, Songs of my Motherland (2002), también fue presentado en Cannes, esta vez en la sección Un Certain Regard, y premiado en el Festival de Chicago. Mientras era estudiante, Ghobadi trabajó en una emisora de radio y se incorporó a un grupo de jóvenes cineastas aficionados con los que empezó a realizar cortometrajes. Luego se instaló en la capital, donde estudió cine, pero tuvo que abandonar la facultad antes de terminar sus estudios. Entre 1995 y 1999 realizó una decena de cortometrajes que obtuvieron numerosos premios en distintos festivales nacionales e internacionales.

Críticas

Las tortugas también vuelan “presenta un fuerte relato de la guerra, del desplazamiento, de la privación, que es salvado de la completa desolación por su duro lirismo terrenal (…) Las adversidades que estos niños enfrentan son terribles, y Ghobadi no las endulza ni las sensacionalista, lo que hace que las Tortugas también vuelan sea aún más dolorosa de ver. Es un filme que rompe el corazón. La crueldad a veces parece ser no solamente su tema, sino también su método. Como la imagen recurrente de la niña que está al borde de un precipicio, el filme se mueve en el filo de la desesperanza y se detiene ahí, esperando a ver qué pasa después”. A.O. Scott. — The New York Times

“Es un poderoso grito en beneficio de los niños que están atrapados por el despotismo y la guerra (…) Usando un equipo mínimo en el terreno montañoso del Kurdistán iraquí, Las tortugas presentan una imagen radicalmente diferente de la vida cotidiana en Irak a la que presentan los medios noticiosos en Occidente. Ghobadi es un director profundamente político pero su técnica de aproximación evita hábilmente caer en la ingenua arrogancia de las películas antiguerra de izquierda”.— The Guardian

Related Post