Desde la cárcel Lindsay Lohan recibe apoyo de sus fans

La actriz norteamericana Lindsay Lohan, quien cumple una condena de 90 días en la prisión Lynwood, al sur de Los Ángeles, recibe cerca de 250 cartas por día de sus fanáticos.

El problema es que la artista, que ingresó en prisión la semana pasada por violación de su libertad condicional, sólo puede retener hasta 10 cartas al mismo tiempo, lo que la obliga a abrir y devolver las que no quiere o necesita para no burlar esa regla de la penitenciaría.

“La mayoría de las internas no reciben tanto correo”, admitió Steve Whitmore, portavoz de la oficina del sheriff del condado de Los Ángeles, que confirmó que pese a la popularidad de la actriz todas las presas reciben el mismo trato.

Además del montón de cartas diarias, Lohan ha recibido en los últimos días varios de sus encargos, que incluían libros y revistas de Amazon.com.
Claro que el portavoz del sheriff explicó que sólo le está permitido tener tres artículos de esos al mismo tiempo cada semana, suficiente en principio para un personaje más famoso por sus juergas y borracheras que por su hábito de lectura.

Lohan, que fue detenida en dos ocasiones por conducir bajo la influencia del alcohol y que se ha sometido a diversos tratamientos de rehabilitación, deberá cumplir una condena de 90 días, aunque sus abogados trabajan para que salga de su celda antes del plazo por buen comportamiento.

La joven actriz, nacida en Nueva York en 1986, se encuentra recluida en la misma prisión en la que estuvo la multimillonaria Paris Hilton en 2007, heredera de la cadena de hoteles, sin gozar, sin embargo, de los privilegios de los que disfrutó Hilton durante su estancia de 45 días.

Entonces, a la celebrity se le permitió hacer llamadas desde un teléfono inalámbrico mientras las demás presas hacían cola para usar uno de pago, además de recibir su correo de forma personal todos los días.

Según explica TMZ, Lohan permanecerá aislada en su celda 20 horas al día durante su estancia y no podrá tener contacto alguno con las otras internas, siguiendo normas ya habituales de la prisión al tratarse de gente muy conocida.

Además, solo podrá ducharse una vez cada dos días y recibirá una sola comida caliente al día. El resto serán raciones frías. La vida es dura entre rejas, hasta para estrellas de la farándula como ella.

Fuente: Infobae

Otros links relacionados