Después de cinco años vuelven Tola y Maruja con un nuevo stand-up comedy

93 0

Llegan ahora con ‘Tola… esperando a Maruja’, obra que trae la presentación de las lengüilargas comadres paisas y un stand-up comedy de Carlos Mario Gallego.Puede verse del 3 al 19 de abril en el Teatro Nacional de la 71, en Bogotá. “La verdad, es que tengo unas cuantas deudas por pagar”,
bromea su creador Carlos Mario Gallego, sudoroso en el camerino después de su concurrido debut.

Estos cinco años que estuvieron separadas, Maruja se sentía incompleta como un mondongo sin aguacate, como un aguardiente antioqueño sin limón.

Sin embargo, en ese receso las dos comadres chismosas siguieron tomadas del brazo en la mente de Gallego, el humorista paisa que las creó, las dibujó y las anudó como las dos puntas de su pañoleta.

Cuando Gallego habla su voz es inconfundible, aunque en este momento no esté habitado por su personaje: “Yo tengo muy metida a Tola, todas las semanas pienso como ella y hablo como ella. Incluso, los taxistas me reconocen mucho apenas me subo”, dice.

Por su parte, la nueva Maruja, que fuera del escenario responde al nombre de Luis Alberto Rojas, mantiene “la magia y la tradición de las tías abuelas”, como él mismo las llama, con los gestos característicos, sus creencias religiosas y una que otra infidencia de cama.

¿Por qué andaban tan perdidas?

¿Perdidas? ¡Respete! Perdidas las modelos que salen en el libro de Madame Roncha.

¿Qué las motivó a volver a aparecer juntas en público?

Este país es tan peligroso que lo ideal es andar acompañadas.

¿Es cierto, como dicen en la obra, que una de ustedes estaba con la guerrilla?

Maruja, que se fue con la idea de traerse a ‘Tirofij’o y ganarse la recompensa. Pero no aguantó el trajín de la guerrilla. Lástima, se hubiera papiado con la recompensa. Si por una mano dieron 5 mil millones ¿se imagina cuánto darían por ‘Tirofijo’ completo?

¿Y ustedes sí creen que las Farc van a liberar a los secuestrados?

Eso esperamos todos los colombianos, aunque los guerrilleros parece que tuvieran el propósito de hacerse odiar. Será que piensan, como la canción, que “el rencor hiere menos que el olvido”.

¿Qué opinan de la segunda reelección presidencial?
A nosotras nos caería de perlas, porque Uribe como tema es un ‘machete’. Además Uribe está cambiando y ya dijo que quiere dialogar con los guerrilleros y tratarlos como a ‘Reyes’.

¿Qué tan uribistas son ustedes?

Con decirle, mi querido, que le teníamos una imagen de Uribe y lo teníamos alumbrado con una veladora, hasta que un día se le prendió el poncho.

A esa edad, ¿cómo hacen para verse siempre iguales?

¿Iguales a quiénes? Aclare mijito porque no nos va ir comparando con Fanny Mikey y Flores Thomas. ¿O lo que quiere decir es que
siempre nos ha visto viejas? Más vieja será la mayor de su casa.

¿Les han recetado alguno de los medicamentos que fueron retirados del mercado?

Desde que estamos en EPS no hemos vuelto a probar medicamentos distintos a la Loratadina.Yo ‘estraño’ los jarabes y Tola los supositorios mentolados.

¿Qué es lo más atrevido que han hecho en su vida?

Estuvimos en una fiesta ‘suinger’ , de esas que son intercambio de parejas, que a la edad de nosotras parecía más bien un intercambio humanitario. Pero Tola y yo nos salimos ofendidas porque Ananías le propuso cambio a otro tipo y ofreció encimar un taladro. Y Perucho, el mío, me cambió por una torta de reloj Orient y tres tornillos.

¿Por qué Maruja dejó a Gilberto y ahora está con Perucho?

Ya empezaron las pregutas ‘casiosas’. Mi marido se llama Pedro Gilberto y en Antioquia le decimos Perucho a los Pedros.

¿Qué piensan del estudio que dice que es mejor el sexo breve?

Ya lo decía el filósofo: ‘Lo breve, si breve, dos veces breve’. La ‘verdá’ es que nos da lo mismo si el canchis-canchis dura 5 o 60 minutos. De todas maneras a las mujeres siempre nos dejan empezadas.

Nuevas historias

El stand-up comedy de Gallego es una ‘conferencia’ sobre los chistes, la tradición paisa del personaje arriero llamado Cosiaca y la incógnita del final de un cuento prohibido para niños, titulado ‘Elvirita Elvirulo’.

Luego, Tola y Maruja hacen su espectáculo convencional muy cargado de pullas políticas, chismes de sus familias y reacciones que, aunque parecen espontáneas, están previstas hasta el detalle. “No improvisamos ni cinco. Todo está escrito, sopesado. Es la única manera de hacer el show”, revela Gallego.

Fuente: El Tiempo