Disfruta de dos extraordinarias historias en ‘Vivir para contarlo’

81 0

Dos extraordinarias historias de supervivencia ocurridas en Sudamérica (una en Brasil en 1989 y otra en Argentina en el año 2000) componen el especial Vivir Para Contarlo, una producción original que el canal Discovery Channel estrena el domingo, 14 de diciembre, de las 8:00 p.m. a las 10:00 p.m.

La primera historia reconstruye la tragedia del vuelo Varig 254, que un domingo de 1989 se dirigía de Marabá a Belém (en la región norte de Brasil) con 48 pasajeros y seis tripulantes abordo. Debido a un error de navegación, el piloto se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en plena selva amazónica. VIVIR Para Contarlo se enfoca en la historia de sus supervivientes, quienes se refirieron a los días que pasaron en la selva como un verdadero “infierno verde”.

El segundo caso aborda la desesperación y el coraje de un grupo de alpinistas que sobrevivió a una avalancha en el Monte San Lorenzo, una montaña cubierta de nieve de prácticamente cuatro mil metros de altura, que se encuentra situada en la Patagonia argentina. Este accidente segó la vida de dos montañeros en marzo del año 2000.

Realizado por la casa productora brasilera Conspiração Filmes, Vivir Para Contarlo intercala imágenes de archivo e impresionantes reconstrucciones, para recrear las situaciones locales y extremas de los momentos de supervivencia vividos.
El especial también presenta escenas grabadas con actores y declaraciones de aquellos que aún mantienen vivo en su recuerdo el momento en el que tuvieron que luchar contra las fuerzas de la naturaleza en regiones inhóspitas.

Vivir Para Contarlo revela cómo los hombres y mujeres de a pie superan situaciones límite para convertirse en verdaderos héroes. Algunos de ellos consiguieron salvarse, otros perdieron a sus seres queridos y todos vieron cambiar su vida por un fatídico momento en el que se vieron obligados a desafiar a la muerte.

A continuación figura una descripción detallada de las dos historias de Vivir Para Contarlo:

Varig 254
Estreno: domingo, 14 de diciembre, a las 8:00 p.m.
Repetición: martes, 16 de diciembre, a las 9:00 p.m.
Al finalizar el día de un domingo de 1989, los 48 pasajeros y los seis tripulantes del vuelo que se dirigía de Marabá a Belém (región norte de Brasil) estaban preparados para realizar un corto viaje. Sin embargo, un error de navegación provocó que el avión se desviara de su ruta. Completamente perdido en una región en donde no existía seguimiento por radar y sin apenas combustible, el piloto se vio obligado a buscar un lugar seguro para aterrizar su avión.

Su única opción consistía en aterrizar en el corazón de la selva amazónica, en un lugar con árboles de más de treinta metros de altura. Los que sobrevivieron al aterrizaje tuvieron que convivir con lo que uno de los miembros del equipo de rescate denominó como “infierno verde”.

No tenían agua ni comida y todos presentabas heridas leves para las que no disponían de medicamentos. Además, se vieron obligados a espantar a los animales que se acercaban a ellos atraídos por el olor de la sangre. Tres de los supervivientes y uno de los miembros del equipo de rescate narran cómo los tripulantes y los pasajeros, incluyendo varios niños, consiguieron salir con vida de la selva luego de tres días de agonía.

Avalancha en el Monte San Lorenzo
Estreno: domingo, 14 de diciembre, a las 9:00 p.m.
Repetición: martes, 24 de diciembre a las 9:00 p.m.
Cacho y Santiago eran dos amigos de la infancia que crecieron a la sombra de las montañas de Bariloche, Argentina. María y Tony formaban un matrimonio muy unido desde hacía más de 20 años. Viniendo de Suiza, ambos habían crecido en medio de los Alpes europeos. Los cuatro eran montañeros experimentados, acostumbrados a los desafíos de las montañas heladas de la Patagonia. No en vano, Cacho y Santiago habían vivido allí toda su vida; y María y Tony habían visitado el lugar en numerosas ocasiones. Los caminos de los dos grupos se cruzaron por primera vez en el campamento-base del Monte San Lorenzo, un encuentro casual que marcaría para siempre sus vidas. Cuando se encontraban a punto de alcanzar la cumbre, una masa de hielo con más de 40 metros de altura se desprendió formando una gigantesca avalancha.

Santiago y Tony desaparecieron engullidos por la nieve. Seriamente herido (con hemorragias en los ojos, boca y oídos), Cacho se vio obligado a descender lo más rápido posible de la montaña, mientras María, enfermera de profesión, superaba su propia desesperación para ayudarlo a controlar la pérdida de sangre. Ambos cuentan sus historias de supervivencia, fuerza y solidaridad, junto a otro montañero que los ayudó a salir de San Lorenzo.

Fuente: Llorente & Cuenca

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados