ECOlombiano, un compromiso con el medio ambiente

118 8

Un estudio de Consumo y Huella Ecológica realizado por el Centro Nacional de Consultoría para el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y la WWF, muestra que el grado de conciencia y responsabilidad de los ciudadanos de Colombia sobre el uso racional de los recursos naturales y el manejo de los desechos, es relativamente bajo.

Varios informes, entre ellos el de Planeta Vivo 2008, Datexco y el del Centro Nacional de Consultoría, fueron retomados por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y la WWF, Organización para la Conservación, para crear un análisis de consumo y huella ecológica que dio origen a la Campaña del sector Ambiental, “Soy ECOlombiano”.

Mediante este análisis se determinaron los hábitos de consumo de los colombianos con respecto a los recursos naturales.

En él se incluyeron las prácticas y vida útil de productos como bolsas plásticas, llantas. Así mismo, se determinó el conocimiento y empleo del color en las canecas para separar residuos, el uso de los envases y empaques.

Además permitió conocer de forma detallada, la influencia de las campañas para estimular un correcto uso de estos elementos, los comportamientos ciudadanos frente al cuidado del medio ambiente y los hábitos que se deben reforzar.

Mil doscientos colombianos fueron encuestados en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, pertenecientes a todos los estratos sociales, entre ellos empleados, amas de casa, estudiantes y trabajadores independientes.

Algunas de las conclusiones que reveló el informe son:

· Uno de cada tres colombianos es consciente de disminuir el uso de bolsas pláticas.

· El 81 por ciento es consciente del daño ambiental de su empleo.

· La mayoría de los envases y empaques son arrojados a la basura y se prefiere siempre el plástico porque es más difícil de romper y es reutilizable.

El análisis determinó que más de la mitad de la población hace uso de llantas de carros, bicicletas y otros medios de transporte, las cuales podrían reciclarse de forma fácil si fueran entregadas a una empresa encargada de procesarlas.

Igualmente, no existe un conocimiento real del uso de las canecas y de los colores que las identifican. La mayor parte de los habitantes no clasifican las basuras, aunque existe conciencia sobre la necesidad de evitar la contaminación y reutilizar los materiales reciclables. La ciudad que lidera este indicador es Medellín con el 78%, seguida de Cali y Bucaramanga.

Finalmente, el análisis concluye que los colombianos están dispuestos a ahorrar agua, energía y a utilizar bien el papel, pero por motivos que obedecen a reducción en los montos de las facturas de servicios públicos. Concretamente existen algunos comportamientos ambientales que se realizan casi siempre: se apaga el televisor y los electrodomésticos cuando no se usan; el papel se emplea por ambas caras; se regala la ropa usada; en algunos casos se reutilizan las bolsas, se cierra el grifo mientras se cepillan los dientes o se afeitan, y se prefiere el agua de llave a la embotellada.

Entre los aspectos a mejorar se encuentran los hábitos de consumo de alimentos, en especial la carne; la compra de papel reciclado; llevar la propia bolsa al supermercado y el empleo de reductores de presión del agua en la ducha y en los lavaplatos.

“Soy ECOlombiano” es una campaña del sector ambiental, liderada por el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial y la WWF, organización para la conservación.

El Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, es una entidad gubernamental, que a través del Viceministerio de Ambiente, impulsa programas de conservación ambiental protección de ecosistemas y recursos no renovables.

La WWF está centrada en asegurar la integridad ecológica de los ecosistemas prioritarios, al tiempo que impulsa el desarrollo sostenible social y económico, así como la reducción de la huella ecológica.

Fuente: Prensa Soy ECOlombiano

Comments are closed.