El 8 de Julio se estrenará Un oso rococó, una comedia postmoderna

69 0

Con su estilo original, polémico y divertido regresa el gran comediante Primo Rojas a La Casa del Teatro Nacional. Esta vez llega para presentarnos una comedia postmoderna sobre el arte de hacer el ridículo. Así, “Un oso rococó” se estrena el próximo miércoles 8 de julio, para recordarnos esos momentos divertidos, vergonzosos, colorados y hasta asombrosos que a todos nos han ocurrido alguna vez. Un recuento de los mayores osos de la historia que se convierte en manual para “meter la pata” con un poco de decoro. ¡Sólo por un mes!

Temporada del 7 al 31 de julio
Funciones: Miércoles a viernes, a las 8:00 p.m. Sábados 6:00 p.m. y 8:00 p.m.
Boletas: $20.000 único precio. Descuento del 50% para estudiantes y tercera edad
Mayores informes en www.teatronacional.com.co

Primo Rojas

Actor, pedagogo y narrador oral. Inició su formación teatral en la Escuela de Teatro de Bogotá Luis Enrique Osorio y la combinó con estudios de antropología y derecho en la Universidad Nacional. En 1997 se interesó por la narración oral e integró el colectivo La Perola. Desde ese momento empezó a construir un lenguaje propio que combina el teatro y la cuentería. En los años 2002 y 2003 ganó el premio de narración oral del IDCT. Ha participado en festivales internacionales como el de Mérida en Venezuela y FORUM Barcelona 2004, en festivales de teatro nacionales como el Iberoamericano y el festival de Manizales y en todos los festivales nacionales de narración oral.

Su inspiración fue Darío Fo cuando en 1984 se presentó en el Teatro Colón y posteriormente impartió un ciclo de conferencias para estudiantes de teatro. Tiene un repertorio constituido por aproximadamente 30 obras entre las que se deben resaltar “La botas del tío Manuel”, “El tímido y el amor”, “El misterio del wáter”, “El traductor” y “Plop”. En total suma más de 1000 funciones en las que públicos de todas las edades y estratos han disfrutado de una propuesta escénica novedosa, original y controversial que, a diferencia de los narradores tradicionales, combina la palabra con técnicas teatrales que permiten una comunicación más rica y compleja con el público.

Su técnica combina una partitura de acciones físicas incorporadas de las cuales parte el impulso que permite a la palabra aflorar, contando no sólo desde sus absurdas, poéticas y divertidas historias sino desde el poder del lenguaje del cuerpo. Es un narrador que logra atmósferas poéticas mediante este lenguaje completo que impacta y genera mayores niveles de comunicación y comunión con el público. Por otro lado, sus historias nacen de la observación e interpretación de la realidad urbana a la que le adiciona importantes dosis del absurdo y de fantasía propiciando que el público experimente estados de hilaridad total.

Fuente: Teatro Nacional