El cantante Ricky Martin deja el alma en el Madrid Arena

El cantante puertorriqueño Ricky Martin concluyó su paso por España con un concierto la noche del domingo celebrado en el Madrid Arena, enmarcado en las fiestas de San Isidro, en el que desplegó su actual pasión por la mezcla de estilos incluida en su nuevo disco Life. Una noche con Ricky Martin” trajo al cantante de nuevo ante el público madrileño tras más de cinco años de ausencia desde su último concierto en la capital con Livin’ la vida loca World Tour. El artista consiguió un aforo casi completo en el Madrid Arena, escenario que da cabida a cerca de 10,000 espectadores, tras haber pasado por Barcelona, Valencia y Murcia durante esta semana con desigual resultado de público.

Tras casi más de media hora de espera, amenizada por la llegada a las gradas de famosos como Miguel Bosé, el otro protagonista de este San Isidro, además de los venezolanos Boris Izaguirre y Carlos Baute, Ricky Martín inició su repertorio con los sonidos inspirados en la India de Til I Get You y I Don’t Care, dos de sus nuevos temas.

Su actitud casi estática en los primeros momentos del recital se suplió ampliamente con una banda que arropó en todo momento al artista, que llegó a compartir escenario con hasta nueve personas de su equipo artístico.

Tras la introducción de Life, disco que, al igual que su anterior trabajo Almas de silencio, continúa ahondando en la fusión entre el pop tradicional y las músicas del mundo, el cantante se mostró “listo para dejar el alma en el escenario”, según sus propias palabras, y comenzó a ofrecer coreografías más completas en las que incluyó a su banda en This Is Good, para luego pasar a She’s All I Ever Had.

El gigantesco monitor que desplegó un espectáculo de luces durante todo el concierto, contribuyó a crear los distintos ambientes de un variado repertorio también apoyado en las largas introducciones instrumentales de muchos de los temas que permitieron al cantante continuos cambios de su vestuario y temática.

Pero fue en sus últimas canciones cuando volvió a la pureza del género latino y abrazó sin rubor la salsa de “La bomba” en el punto álgido del recital que logró prolongar con Por arriba, por abajo, con la que consiguió dirigir una multitudinaria coreografía con un público completamente entregado.

En este momento que el propio artista definió como “la parte más importante del espectáculo” decidió abogar por “la unión de culturas” para cerrar con Cup of Life, éxito con el que culminó una perfecta noche veraniega en Madrid.

Fuente: Sony BMG Colombia

Related Post