El cierre de Rock Al Parque 2010 no pudo ser mejor

Publicado en at 8:40 am
67 4
Andrés Calamaro y su banda en Rock Al Parque 2010

Desde que se anunció la programación oficial del festival en la última semana de junio se sabía que éste día sería uno de esos memorables para uno de los eventos que se han convertido en emblema para la ciudad: Rock al parque.

La joya de los eventos capitalinos puso lo mejor de los artistas invitados nacionales e internacionales en las dos tarimas, logrando así la mayor asistencia de los tres días de convivencia entre metaleros, punks, reggaes, rockers y demás subgéneros que se pudieron escuchar en las dos tarimas.

Seis Peatones dejó claro porqué es uno de los más fuertes dentro del género del blues en la ciudad, Zoe (México) fue como siempre grande en el escenario y sus fanáticos gozaron cada una de sus canciones como si fuera la primera vez que le veian. Hello Seahorse de México se llevó los aplausos en su primera presentación en Rock Al Parque. The Mills, V for Volume y Estados Alterados demostraron que en el festival van mucho más que rockeros y metaleros y que estos grupos están para grandes cosas, sobre todo que los tres tienen nuevo álbum en las tiendas.

Entre los internacionales Mutemath se ha sabido llevar los aplausos con una presentación que demostró claramente porqué estaban como una de las bandas más recomendadas por los curadores del festival. Toda la banda trabajó por el show y lograron muchos fanáticos tras su presentación en el Escenario Plaza. Todos coincidieron en el comentario y más de uno regresó a su casa a buscar una descarga de los álbumes de la banda.

A place to bury strangers tampoco se quedó atrás y logró que en los grupos de Facebook oficiales del festival se dejaran comentarios sobre su grandeza en el escenario, con lo que se consolida que el cartel realmente le apuntó a las mejores propuestas musicales que están rodando por nuestro continente.

Lo más lamentable fue que no se pudo ver el documental ‘A los 15 uno ya es grande’ y muchos de los asistentes se quedaron con las ganas de corear muchas de las canciones que reflejaban el espíritu del Festival. Un gran esfuerzo que se vio apocado por la desinteligencia de los ingenieros de sonido y el montaje del escenario para Andrés Calamaro.

Andrés Calamaro se lució como siempre y puso a vibrar a los casi 100.000 asistentes al escenario Plaza. Puso a todos a cantar las canciones de su nuevo disco y además recordó temas como Alta suciedad, Output input, Flaca y Estadio Azteca, haciendo de éste cierre el más emotivo de todos ya que el argentino se entregó en el escenario y demostró porqué es uno de los más grandes músicos latinoamericanos.

Finalmente el Festival logró más de 266.000 asistentes en los tres días y apuntó para ser uno de los más memorables de los 16 que se han realizado hasta ahora. Larga vida al rock, larga vida a Rock Al Parque.

Comments are closed.