El Código Da Vinci continuará, asegura Ron Howard

tn_codigo_davinciRon Howard sabía que su película Ángeles y demonios no iba a atraer mucha atención en los premios Oscar. Pero estaba seguro de que igual le iría muy bien en la taquilla por una razón: se trata de la misma serie de El código Da Vinci (2006), que fue un éxito internacional y también levantó una polvareda de críticas por atacar a la Iglesia católica.

Al igual que El código Da Vinci, Ángeles y Demonios está basada en una novela de Dan Brown. Aunque esta película es la continuación, de hecho el libro fue el primero de la serie de Brown acerca del especialista en simbología de la Universidad de Harvard, Robert Langdon (Tom Hanks). En la cinta, ya en cartelera, el Vaticano recurre a Langdon cuando una sociedad secreta, oscura y por mucho tiempo inactiva, llamada de los Illuminati, amenaza con destruir la ciudad del Vaticano durante la elección del Papa, matando a miles de personas en un prominente acto de venganza. En su carrera contra el tiempo, Langdon cuenta con la ayuda de Vittoria Vetra (Ayelet Zurer), científica italiana con experiencia en antimateria.

“Cuando empecé a hacer películas”, dice Howard, “quería que cada idea en la que trabajara me emocionara tanto que pudiera mantener mi atención en muchos sentidos durante el año o año y medio que me llevara trabajar en ella. Pero también quería experimentar, probar nuevas cosas y no conformarme con el camino de menor resistencia. Así que continuamente busco cosas que pienso serán una experiencia creativa nueva”.

“Considerando todo eso, hay algo muy intrigante en la combinación de valores de entretenimiento popular y los mundos en los que Dan Brown coloca a Robert Langdon en esas dos historias”, continúa el director. “Son increíblemente atractivos e intrigantes, pero son tan diferentes que no sentí que me estuviera repitiendo. Y creo que Hanks piensa lo mismo”.

De hecho, admite Howard, cuando dirigió El código da Vinci ya sabía que si la película tenía el éxito necesario para justificar otra aventura de Langdon, él iba a querer hacerla. Y en efecto, a pesar de los golpes de la controversia, la cinta recabó 758 millones de dólares, por lo que hacer Ángeles y demonios no fue cosa de pensarse.

“Cuando empecé a concentrarme en serio en Ángeles…”, recuerda Howard, “empecé a darme cuenta, desde el punto de vista del director, que en ésta iba a ejercitar músculos totalmente diferentes. El tono es muy diferente. Los imperativos de la historia le dan un ritmo completamente diferente.

“Me di cuenta de inmediato de que, mientras que El código da Vinci existe en parte en el pasado, era casi totalmente dentro de una especie de burbuja sin tiempo”, explica. “Dan Brown afirma que esa historia es atemporal. Así que yo impulsé eso visualmente, en lo cinematográfico. Ángeles y demonios es absolutamente del momento. En lo temático se trata tanto del choque entre la tecnología más avanzada y las tradiciones de la fe y la religión, así que las escenas tenían que estructurarse para mantener vivo el impulso. Una vez que echa a andar la historia y se implica Langdon, no quería que el público sintiera que había un solo segundo que perder. Así que esta película se mueve en forma muy diferente”.

Las expectativas son impías, por así decirlo. Si la película las cumple, podemos contar con que Howard dirigirá a Hanks en otra aventura de la saga: el próximo libro de la serie de Brown, The Lost Symbol. “Pero Dan no me quiere decir nada. No sé nada, excepto que Dan se siente muy contento con el libro”, finaliza.

Fuente: El Universal

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados