El detrás de cámaras del final de ‘Las profesionales’

85 0

Extrañadas quedaron las profesionales cuando el equipo de producción les contó que su soñado matrimonio se grabaría nada menos y nada más que en un cementerio ubicado al occidente de Bogotá. De blanco ellas, muy felices y bellas, dieron el sí, Noelia, Candela, Mariana y Érika a sus esposos de novela en la misma capilla donde se celebran las misas a los difuntos.

Pies de ataque

Con tanto ensayo para el final de la novela, Pedro Falla y Mijail Mulkay decidieron aprovechar el momento del refrigerio para descansar y liberarse además de las pintas de “pingüino” y de sus zapatos de cuero.

El único problema fue que en el momento de retomar la escena, los sacos se trucaron y mientras que Mijail se veía muy apretadito, a Pedro se le notaba que el vestido era prestado. Luego de darse cuenta de la situación, intercambiaron los sacos y nuevamente tuvieron que grabar.

Aura Cristina embarazada

Tremendo corre corre el que tuvieron que pasar los vestuaristas de las profesionales para arreglar el traje de gala de Aura Cristina Geithner pues el abdomen postizo de embarazo no cabía en el vestido y se le caía con cada paso que daba.

Ellos se dieron sus mañas y con un alfiler por aquí, un cinturón por acá y la mágica cinta de enmascarar por otro lado, quedó regia y bella con sus cinco bebitas por nacer.

El paseo del adiós

En complicidad con las profesionales que se casaban, Tatela, la asistente de dirección de la novela, decidió darse una vueltita en uno de los carros de lujo alquilados para transportar a los novios.

Cuando Ángela, Juliana, Mabel y Fiona se dieron cuenta que Tatela se daría su paseíto, no dudaron en acompañarla y hasta amenazaron a la producción con irse de rumba ya que estaban tan peinadas y arregladas.

Fuente: Prensa Canal Caracol

 

 

Otros links relacionados