El escritor peruano Fernando Ampuero en el Festival el Malpensante

Hay errores que un borracho nunca debe cometer. Como, por ejemplo, tomar un taxi cualquiera de la calle, pensando que llegará tranquilamente a su destino.

Eso lo sabe bien Alberto, un hombre de vida normal a quien las angustias de su mala situación económica involucran de pronto en el peculiar negocio de los borrachos, una de las tantas sorpresas que depara la ciudad de Lima. Alberto, junto con otros taxistas, obtiene ingresos suplementarios recogiendo pasajeros ebrios y somnolientos, y vendiéndolos luego en distintos huecos o antros de ladrones, donde los desvalijan. Tan lucrativas andanzas cambian su surte, pero pronto tendrá que enfrentar a Rosa, su mujer, una policía motorizada, que avizora un futuro de zozobras y crecientes peligros.

Recreando una atmósfera opresiva de ciega brutalidad, Fernando Ampuero, con el humor ácido y el ritmo de su prosa rápida y seca, nos entrega nuevamente una historia apasionante y un lapidario retrato moral del Perú contemporáneo.

Hasta que me orinen los perros, como las novelas anteriores de Ampuero, Caramelo verde y Puta linda, vuelve al asunto de los difíciles avatares que demanda la supervivencia en el país y cincela una vez más una historia de amor y tragedia que completa lo que el autor llama “mi trilogía callejera de Lima.”


En torno al autor

Fernando Ampuero nació en Lima y estudió en la Universidad Católica de esta ciudad. Inició su carrera literaria durante un largo viaje de mochilero, que lo llevaría a vivir un tiempo en las Islas Galápagos. Es cuentista, novelista y periodista, así como autor teatral y poeta. Entre sus obras destacan las novelas Caramelo Verde (1992) y Puta linda (2006), y las colecciones de cuentos Deliremos juntos (1973, reedición con textos agregados de Paren el mundo que aquí me bajo, Malos modales (1994), Bicho raro (1996), Cuentos escogidos (1998) Y Mujeres difíciles, hombres benditos (2005), además de los volúmenes de crónicas Gato encerrado (1987) y El enano, historia de una enemistad (2001). Ha publicado también los poemarios Voces de luna llena (1998, reeditado el 2002 en formato de lujo, que ilustró el artista plástico José Tola) y Muslo que subo (2004). En el 2003 estrenó la pieza teatral Arresto domiciliario. La obra de Ampuero traducida a varios idiomas, figura en importantes antologías nacionales e internacionales.

Fuente: Guiomar Jaramillo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados