El ex marido de Whitney Houston la acusa de introducirlo en el consumo de cocaína

90 0

Bobby Brown, ex marido de la cantante Whitney Houston, con quien protagonizó un tumultuoso matrimonio, sostiene que la diva fue la causante de su adicción a la cocaína.

Así lo expresa el autor en su próxima autobiografía, que se publicará el próximo mes y de la que el diario The New York Times adelantó hoy algunos extractos."Nunca había usado la cocaína hasta que conocí a Whitney", aseguró Brown en el libro "Bobby Brown: The Truth, the Whole Truth and Nothing But".

"Antes de eso había experimentado con otras drogas, pero la marihuana era mi elección", agrega. En el libro Brown afirma que llegó a un punto en su vida en que usaba las drogas "de forma incontrolable".

"Usaba todo lo que podía encontrar en las manos, desde cocaína hasta heroína, pasandopor la hierba", agregó.La pareja contrajo matrimonio en 1992 y estuvo casada 15 años, pero según revela Brown, su unión "estaba condenada al fracaso desde el comienzo". "Desde el primer años que nos separamos, con algunos más por delante", agregó.

Para Brown, Houston y él se casaron por "razones equivocadas". "Ahora me doy cuenta de que Whitney tenía planes diferentes a los míos cuando nos casamos", indicó.

"Creo que su agenda consistía en limpiar su imagen, mientras que la mía era ser amado y tener hijos".No obstante, admitió que su ex pareja sufrió "mucha presión" cuando los medios la acusaron de haber mantenido una relación bisexual con su asistente, Robin Crawford, algo que le pasó factura en un momento en el que era considerada una de las mujeres preferidas del país."En la situación de Whitney la única solución era casarse y tener hijos.

Eso mataría todas las especulaciones, independientemente de si era verdad o no", continuó Brown.De todos modos, el autor del libro reconoce que él tampoco fue un santo durante la relación. "Soy culpable de haberme acostado con otras mujeres… siempre están lanzándose ante uno.

Soy humano, así que cometí el error y piqué el anzuelo varias veces… me dejé llevar por la testosterona", escribió Brown en el libro. Entre una de sus más populares infidelidades está el "affaire" que mantuvo con la bailarina exótica Karrine "Superhead" Steffans. "Sí, me acosté con ella", confesó. "Pasé varias noches en su casa. Pero para lo único que valía era para lo que indica su nombre". "Superhead" se podría traducir como "súper sexo oral".

Fuente: ABC

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados