‘El Factor X’, cuarenta semanas latiendo en corazón de los colombianos

209 0

Tras un año de éxito insuperable, ‘El Factor X’ sigue acompañando
todas las noches al público colombiano, sorprendiéndolo y convirtiéndolo en parte de este sueño que
para muchos se hace tangible. Frank Scheuermann, Productor General del programa y Juan Pablo Gaviria
Vicepresidente Creativo y de Producción de Teleset, siguen creyendo en el formato y aspiran quedarse
al aire por un buen rato.
¿Qué es el Factor X? Qué hay que hacer para tenerlo? o ¿todos lo tenemos, es algo especial en cada uno de nosotros? o es ¿simplemente talento?, fueron unas de las tantas preguntas que surgieron en cada uno
de los colombianos entre la gran incertidumbre que giraba alrededor de la impactante equis de color rojo. “Todo comenzó con la exigente idea de traer a Colombia un programa exitoso de otro lugar del mundo que
asegurara la felicidad, la satisfacción y el buen entretenimiento del público colombiano y que llenara las expectativas incluso del más exigente”, comentó Frank Scheuermann, productor. Lo más interesante era
poner en la pantalla un programa donde se involucrara un público y unos
personajes reales con sueños verdaderos y talento muy innato, como
nunca antes se había hecho en Colombia.

Para el país fue una sorpresa empezar a conocer a los primeros doce ‘talentos criollos’ que a través de esta oportunidad salieron de todos los rincones del país para ser vistos por el público colombiano; aunque el talento siempre fue visible y fundamentado con la gira de audiciones, para algunos fue extraña esta convocatoria pues nunca imaginaron que serían elegidos; sin embargo, se arriesgaron logrando de esta forma vivir de cerca la realidad y transparencia del programa.

Hubo quienes se
presentaron a las audiciones sólo por curiosidad, otros por convicción
y otros simplemente por conocer a los controvertidos jurados de ‘El
Factor X’, Marbelle, Juan Carlos Coronel y José Gaviria,
una combinación importante a nivel musical para Colombia y para el
resultado final del concurso. Cada uno con su propia experiencia y su
manera de ver el mundo artístico y musical lograron penetrar en el
conciente colectivo y defender sus puntos de vista y percepciones de
cada concursante llevándolos en algunas ocasiones a tener conflicto y
un espíritu muy competitivo.

Como consecuencia de la primera
temporada llena de éxito nació Julio Meza, primer ganador de ‘El Factor
X’, seguido de otros compañeros e historias como la de la inigualable
Farina, la hermosa Yina, entre otros. Hubo quienes opinaron que el
programa buscaba generar conflictos personales y hasta pasionales entre
los concursantes para así producir telenovelas reales y no se
concentraban en el talento. Un caso bastante recordado son las hermanas
caleñas del trío “Sin límite”, como su nombre lo dice, las cantantes
vallecaucanas tuvieron un paso muy tormentoso y conflictivo por el
programa pero finalmente salieron satisfechas y muy agradecidas.

Esto
significó la confirmación de que los objetivos se habían cumplido: “la
gente en Colombia está ávida de tener entretenimiento, de tener ratos
de esparcimiento donde puedan sentarse simplemente a divertirse, a ver
un programa sano, un programa que muestra diferentes talentos; donde
te vas reír y eso es importante; también le está dando una oportunidad
a cierta parte de colombianos que tienen talento pero que no tienen una
ventana para mostrarlo, como lo es el caso de Julio, quien es una
persona muy talentosa pero que no encontraba los medios para mostrar su
talento; hoy en día este artista es una persona que ya tiene un disco
de platino, que ha hecho seguramente más de 60 presentaciones en menos
de 6 meses y que le cambió la vida de la que seguramente tiene otra
perspectiva”; afirmó Frank con mucha satisfacción.

“Inicialmente
el reto principal era encontrar un buen formato, traerlo y adaptarlo
exitosamente. Una vez se hizo en el papel, en los tableros y en las
cabezas del equipo de trabajo, el siguiente paso fue lograr que todo lo
que nos inventamos, funcionara. En ese momento sólo estábamos pensando
en hacer uno, pero obviamente en estos formatos se sabe que, si el
primero funciona seguramente vas a hacer otro”, aseveró Juan Pablo
Gaviria, Vicepresidente Creativo y de Producción de Teleset, y es así
como nace entre el éxito del primer Factor X, y la preparación de la
segunda oportunidad de demostrar el talento de los colombianos: “cuando
fuimos a hacer la segunda versión, seguida de la primera, dijimos
‘puede ser mucho’, pero a la vez fue un reto para el equipo creativo;
para mí lo fue, al pensar qué íbamos a hacer diferente para que eso
que piensa la gente, no se sintiera a la hora de ver el programa. Así
que mi reto consistió en agarrar el formato, transformarlo y hacerle
algunos cambios para que eso no sucediera. Hasta el momento, gracias a
Dios las cuatro versiones han funcionado muy bien”

La segunda
temporada de ‘El Factor X’ arrancó con mucha más organización, con un
público que venía preparado de una primera temporada. Como resultado,
las audiciones aumentaron excesivamente y la fidelidad y el amor por el
programa llegaba a un parecido límite. “En cada Factor X se gana mucha
experiencia en todo sentido, se trata de corregir los errores que se
cometieron en el anterior; también adquirimos mucha práctica haciendo
audiciones masivas de gente y eso es importante porque sabemos que hay
poder de convocar personas que además atienden nuestros llamados,
saliendo agradecidas y contentas. Aprendimos además a trabajar más
rápido gracias al prestigio que tiene el programa y a la buena imagen,
y es que en cada programa uno aprende cosas nuevas, pero lo más
importante creo que fue poder trabajar con tanta gente, hacer que se
sienta bien, trabaje con pasión y con ganas dé darlo todo por la
camiseta” afirmó Scheuermann.

Como resultado entonces a esa
segunda versión, Francisco Villareal sorprende con otra forma de
concebir, para muchos, lo que es tener ‘El Factor X’, y con él
inolvidables talentos como Ángelo, Doña Martha, Juan Manuel, Mario,
Juanita, Bryan, entre otros, quienes hicieron parte de una de las
plataformas más exigentes de la interpretación en Colombia.

Pero
mientras estas temporadas iban y venían, detrás seguían sucediendo
acciones positivas para el crecimiento del programa. Varios niños,
hijos de concursantes y en general del público colombiano tuvieron el
sueño de verse en un programa para niños. Juan Pablo Gaviria comentó al
respecto: “la idea de hacer un formato con niños, se tenía hace rato,
hasta que la hija de un concursante de ‘El Factor X’ 2006 dijo ‘hagan
Factor X para niños’; en ese momento hablamos con el Canal, se hizo la
investigación y decidimos meternos en este proyecto pero con una
asesoría legal, psicológica y pedagógica para no vulnerar los derechos
de los niños”, y fue así como una vez más, la ya consolidada ‘Familia
Factor X’ empaca nuevamente sus maletas, docenas de equipos y cientos
de colaboradores emprenden el viaje nacional en la búsqueda incesante
de talento, pero en esta ocasión con los chiquitines.

Al
inicio de este particular Factor X existía mucha expectativa y algo de
temor, a pesar que todos hemos sido niños, el tratamiento del caso es
bastante delicado y diferente, más aun cuando el propósito debe ser tan
alineado en un fin general y único como es el talento en el canto para
no interceder en otros intereses personales de cada familia. La lucha
entre la credibilidad y la desconfianza de muchos fue larga pero al
final y a través de un sin numero de visitas y justificaciones, para
todos quedó muy clara la transparencia, el delicado y especial
tratamiento que Teleset, junto con el Canal RCN le dieron al programa
desde todos los frentes.

El rey de la ranchera Andrés Hurtado y
sus compañeros del dúo ‘Huellas’ conformado por los hermanos Daniel e
Iván, fueron los protagonistas de una fascinante gala final, de una de
las más exigentes y rigurosas temporadas de este brillante programa.
Para la ocasión, la familia acogió a diferentes especialistas en el
tema infantil, pedagogos, médicos y psicólogos estuvieron al lado de
todo un equipo expectante frente a lo que todos algún día también
fuimos… niños. “EL Factor X me ha dejado tantísimas experiencias que
una sola sería complicado mencionar pero yo creo que la más importante
de todas es la de los niños, aprender a hacer una buena televisión, una
televisión que respete fue un proceso arduo, pero muy satisfactorio
porque ver a esos chiquitos cantando tan bien como lo hacen nos dan
ganas para seguir ayudándolos” agregó Gaviria.

El dúo Encanto,
Mariana, Jáider, Aldemar, Piscis, entre otros cientos de niños,
hicieron parte de esta historia que hoy todos en casa pueden contar:
“Nos dedicamos a trabajar mucho para poderlo hacer realidad, para que
los niños vinieran a ‘El Factor X’ y vivieran una experiencia sin
igual, una experiencia muy edificante para ellos y así se hizo. Ellos y
los padres quedaron muy agradecidos porque con este programa se ayudó a
formarlos porque nos preocupamos mucho por ser ejemplo”, añadió Frank.

Para
Juan Pablo ‘El Factor Xs’ es una emisión televisiva que marcará
historia en la televisión colombiana, porque nunca antes se había hecho
un programa de niños en la franja estelar. “A mi me han llamado
educadores del Estado a decirme, oiga cómo hacemos para inventarnos
fórmulas en donde la educación sea como lo que ustedes estaban haciendo
en FXs, El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, estuvo al
tanto del programa y nos felicitaron por lo que se hizo, porque le
estamos dando la oportunidad a la familia de reunirse nuevamente frente
al televisor con programas que educan y divierten”.

Ahora,
después de 40 semanas aproximadamente y haber marcado 30 puntos
promedio de rating en cada una de sus temporadas, el turno es para las
estrellas, para las celebridades conocidas y aclamadas por el público
durante mucho tiempo y según cada uno por circunstancias excepcionales.

‘El
Factor X’, La Batalla de las Estrellas, llega como una forma de
refrescar el programa siguiendo con sus objetivos primarios que es el
entretenimiento y la satisfacción de un público hoy en día más
musical, gracias al programa, al jurado a su contenido y a todo el
equipo técnico y de producción que hacen parte de él.

Para
muchos este es el fin de un programa, para otros el ‘descansito’ que
amerita un reality, pero no por estar cansados del él, sino para
recargar energías y poder emprender nuevamente el camino a la búsqueda
de nuevas historias, de nuevas voces y nuevos talentos que con
seguridad nunca van a dejar de sorprender ni de existir: “Si seguimos
logrando una y otra vez encontrar los cambios necesarios para renovar
el programa y mientras el público lo siga viendo y le siga gustando,
seguramente habrá Factor X 2007”, afirmaron muy orgullosos Gaviria y
Scheuermann.

Fuente: Prensa Teleset

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados