El grupo aguila descalza presenta ¡Chupe por bobo!, durante la temporada de carcajadas

219 0

A partir de hoy miércoles 14 de abril y por solo 5 días, Carlos Mario Aguirre y Cristina Toro nos presentarán esta opereta contemporánea para orquesta de teclados y mouse. ¡Chupe por bobo! recorre los caminos del humor preguntándose por su origen. ¿De qué se ríe la gente? Esa pregunta es el punto de partida de esta pieza donde el humor y la sátira acompañan una sonoridad que intercala una música de ring tones, golpes de teclado de computador y fricciones de mouse, con textos alusivos a la sociedad actual, que dan cuenta de nuestros terrores primordiales: Una tarjeta de crédito con fondos insuficientes, un celular al que se le acaban los minutos, una pareja virtual, intangible como las promesas de los descuentos y los amores por internet; entre otros pavores que nos delatan y nos ponen a decir con el refrán popular: ¡Chupe por bobo!. Con este su último estreno, El Águila Descalza cierra una trilogía inspirada en los refranes populares, que se inició con Mañana le pago y continuó con Coma callao. Para celebrar los 30 años del Águila Descalza, de Medellín.

La próxima semana.

Los diez más pobres del mundo con Tola y Maruja

Más divertida y actualizada con la recesión mundial y el aumento de la pobreza, en esta especie de reality teatral del grupo Frivolidad, un presentador va llamando a los diez más pobres del mundo (casualmente todos colombianos) y conversa con ellos sobre sus vidas, sus pesares y alegrías, para que el público decida cuál es el más “chichipato”. Los organizadores de este reality juntaron a los diez más pobres en un inquilinato y les dieron un salario mínimo colombiano a ver cuál sobrevivía un mes. Ellos son: Libardo, celador empírico; Reinel, profesor; Orfa, empleada doméstica; Líderman, costeño; Paniagua, político pobre; Chichipato, payaso de restaurante; Hermenegildo, pobre del Chocó; Domicó, indio; Doña Cruz, anciana desplazada; Hernán, presentador. Al final salen las dos tías más queridas por todos, las imprudentes Tola y Maruja, a esperar el bus y a chismosear de todo lo que se les atraviese.

Fuente: Prensa Teatro Nacional

Otros links relacionados