El Hip hop sale de los barrios underground

110 0

Con cabezas rapadas, pantalones anchos y chaquetas gruesas, el grupo de hip hop Latino Records, del sur de Bogotá (también conocido como Delirium Tremens), llegó a tocar en La Hamburguesería de Usaquén, en el norte.

Era la primera vez que este tradicional sitio de rock recibía raperos y ellos pensaron que el público era demasiado ‘gomelo’ para apreciar su música. Sin embargo, se apropiaron de la tarima como si fuera una de esas fiestas de barrio en las que tantas veces habían tocado. Los despidieron con un fuerte aplauso y querían escucharlos una vez más.

Luego de trascender la frontera de los barrios, estos jóvenes cruzaron la del océano, pues fueron invitados al Festival París Hip Hop 2008, que se realiza desde la semana pasada y finalizará este domingo. Estarán al lado de grandes como Oxmo Puccino, Tres Coronasy La Mala Rodríguez.

Latino Records es un ejemplo del auge del hip hop, que está ocupando espacios de otros ritmos, como el rock, la electrónica y el crossover. "Buscamos mantener la esencia del hip hop que surgió en los barrios pobres de Nueva York en los 60 y 70, pero queremos quitarnos el estigma de ‘ñeros’ que persigue a los que usamos esta ropa", comenta Alejandro Hurtado (Morfee Quinz), miembro de la banda.

Estos MC (microphone controllers o maestros de ceremonia) salieron del anonimato en Hip Hop al Parque, creado hace 13 años en Bogotá, y se dejaron guiar por la música del grupo Gotas de Rap.

Hace 7 años formaron su propio sello disquero. "Las grandes disqueras solamente apoyaban el tropipop y el reguetón, así que creamos la de nuestra música", comenta Nicolas Tiboto, otro integrante de la agrupación, cuyo nombre artístico es C.H.A.C.

Rompen fronteras
Latino Records presenta en Francia su primer disco, Queda mucho por contar, y quiere llegar a ser más fuerte que La Etnia, uno de los pocos grupos comerciales de rap. "Queremos que entiendan que las buenas letras sobre los problemas sociales que vemos en la calle son poesía y queremos hacer de la música una carrera", dice Holman Acero, Xar Xup-leX. Él creció en Ciudad Bolívar y desde que tenía 10 años iba al bar de su papá a escuchar Gotas de Rap, aunque sus influencias también incluyen salsa y rock.

La mayoría de los grupos ha salido de sectores marginados, como Ciudad Bolívar y Kennedy. Hasta allá, donde no se oye la world music, llegan los ritmos urbanos de raperos neoyorquinos.

Fue a través de sus videos que comenzaron a usar ropa suelta. Luego salieron a la calle con su propia grabadora y cualquier esquina se convirtió en su lugar de expresión.

Cuando ya no era suficiente un parque, decidieron montar un estudio casero en su casa, con lo básico: un computador, un micrófono y unos colchones para aislar el sonido.

Y ahora las discotecas de la capital los llevan a protagonizar duelos y los bares dedicados al hip hop van en aumento (ver recuadros). Todo lo han logrado a pulso.

Fuente: El Tiempo 

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados