El juicio por la muerte de Michael Jackson está cargado de emotividad

La segunda jornada del juicio para esclarecer el motivo de la muerte del Rey del Pop, estuvo llena de tensión, imágenes escabrosas, un audio inédito y muchas lágrimas son los ingredientes de este mediático y morboso litigio que no ha hecho más que empezar.

El promotor de los conciertos con los que tenía previsto reaparecer Michael Jackson en 2009, aseguró este miércoles que el cantante “estaba fuerte” en sus últimos ensayos y demostró su posición con fotografías tomadas el día antes de la muerte de la estrella y otras luego de su traslado al hospital donde finalmente se decretó su fallecimiento.

Paul Gongaware reanudó en la Corte Superior del condado de Los Ángeles su testimonio que quedó interrumpido al término de la primera sesión el martes por la tarde y explicó su relación con el Rey del Pop, así como su implicación en la contratación del médico Conrad Murray.

La noche de su muerte, Murray administró 25 miligramos de propofol y lidocaína al cantante para ayudarle a conciliar el sueño, una dosis que según señala su defensa “es tan pequeña que se disipa en 10 minutos”, pero no fue suficiente para Jacko.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados