El mundo de Juan Carlos Onetti, según el escritor Mario Vargas Llosa

123 0

Juan Carlos Onetti (Montevideo, 1909 – Madrid, 1994) fue uno de los mejores exponentes de las letras hispánicas del siglo XX. Autor de relatos y novelas, a su primera etapa se deben obras tan importantes como El pozo (1939), Tierra de nadie (1941), Para esta noche (1943) o La vida breve (1950). Desde la publicación de esta última, comenzó a situar todas sus obras en Santa María, universo imaginario a través del que sentó escuela en la narrativa latinoamericana. Los adioses (1953), El astillero (1961) o Juntacadáveres (1964) son buena muestra de su madurez y altísima calidad literaria. Exiliado en España desde mediados de los años setenta, obtuvo el prestigioso Premio Cervantes en 1980 y el reconocimiento de su país, una vez éste recobró la democracia, con el Gran Premio Nacional de Literatura en 1985.

Según Mario Vargas Llosa, “el tema de la ficción y la vida es una constante que, desde tiempos remotos, aparece en la literatura. Pero acaso en ningún otro autor moderno aparezca con tanta fuerza y originalidad como en las novelas y los cuentos de Juan Carlos Onetti, una obra que, sin exagerar demasiado, podríamos decir está casi íntegramente concebida para mostrar la sutil y frondosa manera como los seres humanos hemos venido construyendo una vida paralela, de palabras e imágenes tan mentirosas como persuasivas, donde ir a refugiarnos para escapar de los desastres y limitaciones que a nuestra libertad y a nuestros sueños opone la vida tal como es”.

Así mismo, asegura que las novelas y cuentos de Onetti logran, sin sensación de esfuerzo, que el mundo de la ficción perdure en la realidad, “y lo que es más importante, que la mejor huida de la realidad sea la ficción”.

En El viaje a la ficción, la nueva obra ensayística de Vargas Llosa, el laureado autor peruano se muestra como un crítico literario de visión totalizadora y original, que recorre la obra de Onetti hasta conectarla con el acto primigenio de sentir la vida a través de las ficciones que desde siempre cautivaron a los hombres.

Como dijera hace un tiempo el propio Vargas Llosa, “en una novela, sea fantástica o realista, la realidad siempre se inventa y ella es, siempre, algo distinto a la vida vivida, al mundo real”, lo que viene a ratificar que todo viaje es siempre un viaje a la ficción.

Este análisis del universo literario de Onetti se ve jalonado por distintos testimonios directos en la vida de Onetti, a los que se une el propio autor, como también por escogidas muestras de la bibliografía crítica de la obra onettiana. El autor de La ciudad y los perros destaca por encima del resto de la obra del uruguayo las novelas El astillero y La vida breve, al tiempo que pone de relieve el papel fundamental desempeñado por Onetti en la forja de la narrativa moderna latinoamericana, en especial del cuento en todas sus variantes.

“Básicamente lo que yo hago en este ensayo es investigar la manera en la que Onetti utilizó la ficción como un mundo alternativo. La respuesta a la derrota cotidiana es la imaginación: huir hacia un mundo de fantasía. Es decir, aquella operación de donde nació la literatura, por la que existe la literatura y por eso el título del libro” especifica el autor.

Mario Vargas Llosa nació en Arequipa, Perú, en 1936. Aunque había estrenado un drama en Piura y publicado un libro de relatos, Los jefes, que obtuvo el Premio Leopoldo Alas, su carrera literaria cobró notoriedad con la publicación de La ciudad y los perros, Premio Biblioteca Breve de 1962 y Premio de la Crítica en 1963. En 1965 apareció su segunda novela, La casa verde, que obtuvo el Premio de la Crítica y el Premio Internacional Rómulo Gallegos. Posteriormente ha publicado piezas teatrales (La señorita de Tacna, Kathie y el hipopótamo, La Chunga, El loco de los balcones y Ojos bonitos, cuadros feos), estudios y ensayos (como La orgía perpetua, La verdad de las mentiras y La tentación de lo imposible), memorias (El pez en el agua), relatos (Los cachorros) y, sobre todo, novelas: Conversación en La Catedral, Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, ¿Quién mató a Palomino Molero?, El hablador, Elogio de la madrastra, Lituma en los Andes, Los cuadernos de don Rigoberto, La Fiesta del Chivo, El Paraíso en la otra esquina y Travesuras de la niña mala. Ha obtenido los más importantes galardones literarios, desde los ya mencionados hasta el Premio Cervantes, el Príncipe de Asturias, el PEN/Nabokov y el Grinzane Cavour.

Fuente: Alfaguara

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados