El nuevo apoyo de la policía, Twitter

83 0

Los “tweets” se convirtieron en la forma más fácil para pedir ayuda en Estados Unidos.

El departamento de policía de Milwaukee figura entre el creciente número de agencias policiales y de bomberos que han recurrido al sitio social Twitter para convertirlo en una herramienta en sus labores diarias.

Cuando la policía de ese estado quiso avisar de un homicidio lo más rápido posible, envió el siguiente “tweets”: “El más reciente homicidio en la ciudad no es un acto al azar. Hombre, 33 años, baleado en el 1500 de la Manzana N. 39. Enviaremos más detalles a medida que lleguen”, decía el mensaje.

El Twitter permite enviar mensajes de texto conocidos como “tweets” de 140 caracteres los cuales pueden leerse rápidamente en internet o en celulares.

Algunos departamentos usan Twitter para alertar al público de interrupciones del tránsito, para explicar por qué la policía está en cierto vecindario o para ofrecer consejos contra la delincuencia. Otros alientan a que el público dé pistas que ayuden a resolver delitos o asuntos más urgentes: alarmas de bombas, incendios forestales, cierre de escuelas o evacuaciones.

La policía de Milwaukee cuenta con unos 900 fans. Un riesgo del Twitter es que cualquier impostor puede ir al sitio y simular ser policía.

En marzo, el secretario de Justicia de Texas cerró un Twitter que usaba el sello municipal bajo el nombre falso “Austin PD”, el cual tenía 450 seguidores. El impostor no ha sido arrestado y se desconoce cuáles eran sus móviles.

La policía ya tiene servicios de Twitter desde Canadá hasta ciudades de Estados Unidos como Boston y Baltimore; Richmond, Virginia; Boulder, Colorado; Dalton, Georgia; y Mount Pleasant, Carolina del Sur.

Virus acecha a Twitter

Un molesto virus cibernético atacó a Twitter durante el fin de semana, dijeron funcionarios de ese sitio de socialización por internet.

El programa intruso, conocido como “gusano”, se infiltró en los sistemas de Twitter cuatro veces entre sábado y este lunes, dijo Biz Stone, cofundador del sitio cibernético.

El virus es un programa nocivo que se reproduce cuando se abre. Aun así, Stone aseguró que el programa no hurtó ninguna información confidencial de los más de 6 millones de usuarios de Twitter.

Fuente: El Espectador