El rey de España fue acusado de cazar elefantes

231 0

Tras miles de críticas expresadas en los medios y en la redes sociales sobre la supuesta caza de elefantes realizada por el Rey Juan Carlos de España, se revela que, contradictoriamente, el mandatario ostenta el cargo de Presidente de Honor en la World Wild Fundation (WWF).

En una carta enviada a la Casa Real, el secretario general de la WWF en España, Juan Carlos del Olmo, expresó que socios de la organización solicitan la renuncia del Rey Juan Carlos a la presidencia de honor de esta fundación, cargo que ostenta desde su creación en 1968.

Del Olmo también solicitó una reunión con las autoridades reales para hacer llegar la preocupación y el malestar de la organización ante la participación del Rey en cacerías de elefantes en África.

Le escribo para transmitirle el profundo malestar y preocupación de WWF por los últimos acontecimientos relacionados con la participación de S.M. El Rey en una cacería de elefantes en África, lo que ha provocado un enorme rechazo entre nuestros socios y en la opinión pública en general”, dice la carta.

El Rey Juan Carlos fue operado el fin de semana de la cadera tras una caída sufrida el viernes en Botswana, donde viajó para realizar la presunta cacería. La Casa Real aún no ha manifestado nada acerca de las críticas por esta actividad, ni acerca del motivo del viaje privado del Rey a ese país africano.

Sin embargo, las asociaciones de defensa de los animales, siguiendo a los medios, afirman que fue para cazar elefantes, permitido en el país africano pagando entre 7.000 y 30.000 euros.

Una foto del rey posando en 2006, escopeta en mano, delante de un elefante muerto en ese país y publicada en varios diarios españoles ayer, ha contribuido a alimentar el escándalo.

La misiva agrega que “este desafortunado acontecimiento es mundialmente conocido en estos momentos y estamos recibiendo incontables muestras de enérgica protesta, lo cual implica un grave perjuicio para la credibilidad de WWF”.

Según el sitio web de la WWF, desde su fundación en 1961, la conservación de las grandes especies de fauna ha sido una de sus mayores preocupaciones. “Especies como los grandes simios, los elefantes, el panda, el tigre, las tortugas marinas, los cetáceos o el lince ibérico son prioritarias para nuestra organización”, señala el portal.

Fuente: Eluniverso