El rock alternativo mexicano también hará parte del 3er Congreso Iberoamericano de Cultura

ZOÉ de México, es una de las bandas más representativas del rock alternativo latinoamericano de los últimos años. Ellos serán los representantes de México en el 3er Congreso Iberoamericano de Cultura, que tendrá lugar del 1 al 4 de julio próximo, en la ciudad de Medellín y en donde harán presencia con canciones como Poli y Nada, de su más reciente producción Reptilectric.

ZOÉ surgió en la escena musical hace doce años con una propuesta innovadora. Poco a poco fue ganando un espacio como una de las bandas más importantes y exitosas de México. “Somos un grupo muy ‘clavado’ o dispuesto a lo que hacemos, nos gustan las versiones en vivo y sonar idéntico en el disco”, sostiene Jesús Báez, teclista de la agrupación.

Jesús Báez, tecladista de la banda, entregó sus opiniones sobre su agrupación la experiencia de estar, por primera vez en Colombia:

¿El Rock, con todas sus influencias musicales mantiene algo de su origen?

Jesús Báez – Nosotros coincidimos en que ahora estamos viviendo una nueva era, con el apoyo de la tecnología, el Internet y las computadoras. Eso nos ha ayudado mucho a difundir lo que nosotros queremos expresar en la música. Ahora, por ejemplo, los discos se hacen en casa, los grandes estudios y los presupuestos de millones de dólares han desaparecido. Es más, los discos están a punto de desaparecer y todo se maneja vía Internet. Toda esta revolución tecnológica ha tenido una gran influencia y ha cambiado la industria, los discos y la música. Ha sido un beneficio para todo el mundo.

¿Cómo es la experiencia de producir los discos en su propia casa?

J.B. – Pues a mí me tocó todavía la experiencia de hacerlo en una casa disquera, en los grandes estudios y multinacionales. Algunos discos de ZOÉ se grabaron en las casas disqueras y ahora pues es lo mismo pero en una computadora, con el mismo resultado, incluso mejor, porque ya no hay la presión del tiempo y del dinero que influían mucho en la grabación.

¿De dónde proviene el nombre de ZOÉ, qué significa?

J.B. – En épocas en que estábamos buscando nombre para la banda, conocíamos que los grupos tenían nombres muy largos y nosotros queríamos un nombre que visual y gráficamente fuera sencillo. La hermana de Sergio Acosta, el guitarrista del grupo, se llama ZOÉ y nos gustó mucho porque era un nombre propio, con una connotación femenina y nos gustaban gráficamente las tres letras. ZOÉ, en griego, significa vida y en la lengua prehispánica el primer rayo de luz, entonces quedó muy bien.

¿Cómo ha sido la evolución artística de ZOÉ en la música?

J.B. – ZOÉ no se creó en Cuernavaca, como se ha mencionado en alguna parte. Se creó en el Distrito Federal hace unos 10 ó 12 años. Oficialmente la banda tiene un camino largo y difícil. Ahora que volteo hacia atrás me da risa, por todo lo que tuvimos que pasar. Fueron tiempos muy difíciles. No teníamos nada, ni fama, ni dinero; ha sido un camino largo, difícil pero a través del cual hemos sido definitivamente persistentes, tercos, necios y hemos creído mucho en nuestros sueños. Eso nos ha llevado a estar donde hoy estamos.

¿A qué se debe el acelerado crecimiento que ZOÉ ha tenido en los diez o doce años de vida artística?

J.B. – A lo mismo. En Colombia, en Centroamérica, en Suramérica y donde hemos estado trabajando a lo largo de estos años, pues poco a poco, yendo y sacando o editando nuestros discos allá, haciendo buenos videos y haciendo buena música. Eso es lo que nos ha colocado donde estamos, siendo sinceros con lo que hacemos; así hemos ido de cero para arriba.

¿Cuál es el origen de la música de ZOÉ, tiene mucha influencia extranjera?

J.B. – Te puedo decir que ZOÉ es una banda que tiene miles de influencias, todos crecimos escuchando diversos tipos de música, el reggae, africana, clásica, rock en inglés y hasta pop mexicano, de manera que estamos orgullosos de esta música contemporánea, porque expresamos lo que sentimos y no hay mucho trasfondo. Somos una gente sincera y nuestro trabajo es hacer música.

¿Hubo al comienzo de su vida artística mucha crítica, por el rock en inglés que interpretaban?

J.B. – Si, al comienzo hubo mucha crítica. Nosotros pensábamos en hacer canciones en inglés, para entrar al mercado anglo, pero ya no más. El último disco está todo en español, somos mexicanos y a quien le guste bien y al que no, pues nada.

¿En estos doce años qué es lo más representativo, artísticamente hablando, de la banda?

J.B. – Hemos logrado nuestras metas, nuestros objetivos. No ha sido fácil. Nos ha costado mucho trabajo llegar a los diferentes públicos y escenarios en México y en los distintos países en donde hemos actuado. Hoy en día creo que a la banda le ha ido muy bien y estamos cumpliendo nuestros sueños.

¿Cómo llega la banda ZOÉ al 3er Congreso Iberoamericano de Cultura?

J.B. – Ese era uno de nuestros objetivos. Para nosotros es un honor, ahora que estaremos en Colombia y pues nada, estamos listos a interactuar con las distintas tendencias musicales, aunque ya existe un intercambio, con raíces africanas y de otra índole. Es una experiencia que anhelamos y esperamos, estamos contentos de hacer parte de este show y de este movimiento y esperamos poner un granito de arena para contribuir al éxito del evento. Nuestra carta de presentación será indudablemente la música, lo que hacemos y expresamos a través de ella.

Más sobre ZOÉ

El Rock Latino y alternativo ha venido ganando espacios muy importantes en el panorama musical de Latinoamérica y las diferentes bandas que han aparecido, lo han hecho con esfuerzo y en condiciones de precariedad; sin espacios y limitados simplemente al tesón de sus propios integrantes y de sus exiguos recursos económicos. Y dentro de este escenario nació, hace doce años en el Distrito Federal de México (no en Cuernavaca, como se afirma en alguna parte) la Banda ZOÉ, hasta convertirse en la agrupación más exitosa de su país y una de las de mayor proyección en latinoamericana.

ZOÉ de México, que en griego significa vida, o rayo de luz en alguna lengua prehispánica y que suena a oasis, a fobia y a música electrónica fue fundada en 1998 por Sergio Acosta, Ángel Mosqueda, Jesús Báez y Rodrigo Guardiola, para incursionar en el difícil mundo del arte, particularmente con el Rock. La banda que actualmente es liderada por León Larregui, ha experimentado una transformación acelerada y hoy es una de las más importantes de la década.

ZOÉ comienza su incursión en la música sin espacios definidos y con una limitada estrategia y obtiene excelentes resultados, especialmente en la radio de los Estados unidos. Su primera producción discográfica: “Homónimamente” aparece producto del esfuerzo de sus integrantes, pero su calidad es ampliamente reconocida y llama la atención de los especialistas de la compañía Sony Music, la cual les extiende el primer contrato y la distribución del disco en México. Su segunda producción musical, de Rock Alternativo, denominado Rocanlover, lo lanza en el año 2003, producido por Phil Vinall, un experto músico quien había tenido vinculaciones con otras bandas como Placebo, Elástica y Pulo. Con esta producción aparecen miles y miles de seguidores y fans de ZOÉ que se identifican, precisamente, como rocanvoleros.

El estilo musical de la banda comienza igualmente a definirse y a consolidarse con mezclas de canto en inglés y español, que sin embargo no despierta definitivamente el interés y el aplauso de los mexicanos. “Hoy sólo tocamos rock en español. Somos mexicanos y a quien le guste bien y al que no, pues nada”, afirma Jesús Báez, uno de sus integrantes.

ZOÉ es una de las primeras bandas de Rock en auto-promoverse y auto-producirse en la escena musical y con el aporte de León Larregui produce letras y música fresca, sin pretensiones, que la colocan como una de las más interesantes de México, con cuatro discos que la crítica ha venido evaluando positivamente.

Esta es la agrupación que disfrutarán los colombianos, durante el 3er Congreso Iberoamericano de Cultura, en Medellín, entre el 1 y el 4 de julio próximo.

Fuente: Ministerio de Cultura

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados