Elkin Díaz

Elkin Díaz  el actor con cerca de 25 años de experiencia en el mundo de la actuación, interpreta a ‘Vicente Castaño en ‘Tres Caínes’, uno de los personajes más exigentes y polémicos de la televisión colombiana.

Actualmente, esta al aire con personajes como Jesús, en el último matrimonio feliz, el pastor en a mano limpia, Félix en ‘Allá te espero’ sin embargo a sus 48 años, Elkin está seguro de que aún quedan muchos papeles por interpretar y muchas cosas por aprender dentro de su proceso de formación. Contrario a sus personajes, fuera del set, este nortesantanderano se caracteriza por la amabilidad y generosidad con la que trata a quien se encuentra.

A pesar de interpretar personajes fuertes y en la mayoría de los casos, malvados, Elkin asegura que del público sólo recibe respeto y admiración. “Hay algo que me genera una gran satisfacción y es que la gente logra diferenciar entre el personaje y el actor y reconocen la interpretación como parte de mi trabajo”, asegura Elkin.

El personaje de Vicente Castaño, llegó a su vida, después de interpretar a Félix en ‘Allá te espero’, otra exitosa producción de las Noches de Nuestra Tele, en la que su personaje también carga con un lado oscuro, en el que además de engañar a su único hijo, da una gran muestra de deslealtad con la empresa en la que ha trabajado durante muchos años.

Para interpretar al mayor de los Castaño, Elkin necesitó no sólo investigar sobre un personaje del que existe muy poca investigación, sino también, aumentar un poco más de 10 kilos, para lograr semejar la contextura robusta de alias ‘el profe’. Esto, para el actor no fue ningún inconveniente, pues conociendo su condición de deportista consagrado, sabía que tan pronto terminara las grabaciones de la serie, volvería a su peso normal y no dejaría de ser una más de las exigencias de su profesión.

Después de un par de meses al aire, los colombianos se han sorprendido con la manera magistral con la que este actor ha representado a ‘Vicente Castaño’ en ‘Tres Caínes’.

ENTREVISTA: “SOLO CUANDO EMPEZARON LAS GRABACIONES ME DI CUENTA DE LO PODEROSO QUE FUE ESTE HOMBRE”

¿Qué significó para usted trabajar en ‘Tres Caínes’?
Realmente es un privilegio, más cuando es una historia que hace parte de nuestra Colombia. Tener la posibilidad de interpretar un personaje de estos, que existió en nuestra historia y que tuvo una trascendencia fundamental para muchas decisiones del país, es un placer y un gran reto como actor.

 ¿Cómo fue el proceso de creación del personaje?
La información de Vicente Castaño no era mucha. Entonces tuve que construir un personaje a partir de la biografía que existía de él en Internet y una única entrevista que dio a la Revista Semana. Además tuve la oportunidad de hablar con una persona que lo conoció durante las mesas de negociaciones. Esos fueron los puntos fundamentales, lo demás, es mi propia interpretación y el resultado es lo que se está viendo al aire.

¿Qué tanto le aportó usted al personaje que se está viendo al aire?
Mucho. Nosotros como actores lo que hacemos es una interpretación, nunca una imitación. La realidad de lo que pasó o lo que fueron estos personajes es una visión muy efímera, entonces el resultado del personaje es lo que uno interpreta y es la creación de un personaje más.

 ¿Qué tanto conocía de la historia de los Castaño antes de llegar a ‘Tres Caínes’?
Muy poco realmente. Sabía por las noticias que existía Carlos Castaño y que hacía parte de un grupo paramilitar que estaba causando mucho daño en todo el país. Pero más allá de eso, nada.

¿Qué pensó cuando le propusieron interpretar este personaje?
Realmente, comprendí la dimensión de este señor, en la medida que fueron avanzando las grabaciones y me di cuenta de la cruel y sanguinario que era este señor. Fue ir descubriendo cómo un hombre por codicia, pasó por encima de los sueños de muchas personas y acabó con la tranquilidad de un país.

 ¿Interpretar a personajes como Félix, Jesús, El Pastor y Vicente, le ha ayudado a comprender el origen de la maldad del ser humano?
Por su puesto. El oficio de ser actor, me obliga a entender a los personajes para poderlos interpretar. En la medida que se empieza a comprender los niveles de amor, desamor, los grados de bondad, maldad, engaños o desengaños, eso también lo va haciendo a uno como persona, alguien más especial. Con estos cuatro personajes me he dado cuenta que que cada uno parte, no de una maldad, porque nadie es malo por naturaleza, sino de una situación de vida, decepciones, motivaciones diferentes y eso hace que cada uno de ellos sea especial y termine haciendo cosas como las que ya hemos visto.

 ¿Cómo fue el trabajo con Gregorio Pernía y Julián Román?
Con Julián y Gregorio teníamos mundos diferentes en la actuación, nos conocimos en este proyecto y logramos hacer una hermandad que ayuda mucho al desarrollo de la serie. Nos hemos convertido en verdaderos amigos y nos sentíamos realmente como hermanos, eso hizo que todo fluyera de una mejor manera y tuviéramos el resultado que se ha visto al aire.

 El personaje exigía muchos cambios físicos ¿Fue difícil adaptarse?
Realmente no. Lo más difícil de los cambios físicos fue comprar la cuchilla de afeitar para el pelo y comerme muchas hamburguesas para subir de peso. Lo realmente frustrante fue que de los 10 kilos que tenía que subir, yo quería que se me notaran en las mejillas, pero realmente sólo engordé barriga.
 ¿Qué personaje le gustaría hacer ahora? ¿No le da un poco de temor terminar siendo encasillado en personaje de malos?
Para nada encasillado, las cosas se han dado de esa manera, y estoy muy agradecido con cada uno de mis personajes. Los actores de verdad, estamos en capacidad de hacer todo tipo de papeles. Obviamente me gustaría hacer personajes opuestos, enamorados, un tipo torpe, que de hecho también los he hecho, en escalas más pequeñas, pero me gustan esos personajes.

Fuente: rcntv.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados